Instituto Aoi Bara
Welcome :3~
* Prohibido insultar a los demás usuarios.
* Los profesores son los únicos que crean temas en sus respectivas clases
* Los alumnos son los únicos que pueden crear temas en Tiempo Libre.
* Mínimo 3 lineas completas sin dialogo incluido.
Photobucket
Photobucket Photobucket Photobucket Photobucket Photobucket Photobucket Photobucket Photobucket
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Los Post~ !
Invitado ! Recuerda que hay un mínimo de 5 líneas COMPLETAS on-rol, sin diálogo incluido!Si es con dialogo, mínimo 8 líneas en total COMPLETAS
Últimos temas
» ¿El regreso de Aoi Bara?
Lun Ene 12, 2015 7:29 am por Minato Arisato

» Nightmares. {Tsubo}
Vie Ago 31, 2012 10:36 pm por Invitado

» Baby, are you down? {Misaki}
Vie Ago 31, 2012 3:02 am por Misaki Takahashi

» Una muy grata sorpresa (privado Akio (?))
Vie Ago 24, 2012 10:05 pm por Invitado

» Vacaciones con nissan y Tenma chan (?)
Miér Ago 22, 2012 8:38 pm por Invitado

» Registro de Fisicos
Miér Ago 22, 2012 3:57 am por Invitado

» De cuidador... (Priv. Kaze)
Mar Ago 21, 2012 10:05 pm por Kazemaru ichirouta

» Petición de Clases
Mar Ago 21, 2012 12:02 am por Invitado

» Paz y tranquilidad[Libre]
Dom Ago 19, 2012 12:20 am por Invitado

Hora Aoi Bara

Baby, are you down? {Misaki}

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Baby, are you down? {Misaki}

Mensaje por Invitado el Lun Ago 20, 2012 3:11 pm

Baby, are you down, down, down, down, down?
Down, down
Even if the sky is falling down?
Down, down.

Podía ser una canción estúpida, pero a mí me encantaba. ¿Por qué? Se podía bailar y me sabía la coreografía. Aunque, cuando no estaba con la danza, me ponía los cascos y escuchaba sintonía como aquellas, o de habla japonesa o coreana. Qué decir, me gustaba, recordaba a otros tiempos, y de vez en cuando, movía mis manos haciendo gestos raros, para mí de baile, y para los otros, parecía que estaba algo pirado de la cabeza y que me había tomado algo. Como si a mí me importara… Muchísimo menos en esos momentos, en los cuales estaba solo en mi habitación, bailando con el palo de una escoba, esa misma melodía. Simulaba que ese trasto era mi acompañante en ese baile, y me distraía bastante, porque no paraba de reír, recordando a un niño feliz con regalos nuevos. Eso es lo que hacía cuando me invadía la soledad, al no tener ningún compañero de habitación, hecho que intentaba arrastrarme hacia una depresión. Pero soy fuerte, directamente no pensaba en ello y punto. Terminó ‘Down’, por lo tanto dejé caer la escoba, resbalando hasta dar con un ruido sordo al suelo. Me había distraído un poco, por lo tanto este mínimo sonido me hizo pegar un leve bote en el sitio, y apretar los dientes, por poco mordiéndome la lengua en el proceso. Pude respirar tranquilo, mirando el objeto que descansaba, ahí tendido. Le dediqué una mirada asesina, e incluso hice el gesto de ‘Te mataré’. Sabía que no me podía responder, y eso era un punto a mi ventaja.

Corrí a apagar el móvil antes de que pusiera en marcha otra canción, no quería bailar de nuevo porque acababa de percatarme que tenía las prendas mojadas del sudor. Porque no era la única coreografía que había ensayado en el hueco libre de mi habitación, había hecho ‘Technologic’ ‘Low’ ‘We No Speak Americano’ y… ‘S&M’. La que más cansaba era la tercera. Por mis legos, sí que tenía técnica. Así que, de un gesto me quité las prendas de ropa que portaba, y las deposité encima de mi cama, que pronto utilizaría para escuchar música, allí tumbado. Mientras tanto, sería mejor que me duchara para no apestar la sala con mi olor. Cogí unos pantalones, solía andar sin camisa por ahí, ya que no había nadie que me viera y se tuviera que avergonzar de ello. Ya desnudo, anduve con tranquilidad hasta la regadera, abriéndola y sin importarme que al principio saliera el agua fría, sirvió para relajar mis músculos, y luego vino la caliente, que me hizo soltar un suspiro de gusto. Me revolví el cabello con mis dos manos, sonriendo, y haciendo que el agua me resbalara por la barbilla y bajando. Enjabonándome, pensaba en el ajetreado día que había tenido, esto era lo único que me hacía falta. No para quieto en ningún momento, al final acababa pasándome factura. Pero, en el momento que el jabón caía y se deslizaba al suelo, escuché un sonido. Una puerta abrir y cerrarse. Mis ojos se abrieron al máximo, ¿quién tendría allí? Creo que no he hecho nada malo. Con prisa, me sequé como pude, y me puse los pantalones casi corriendo. Mi pelo negro azabache con esa mecha verde, lo tenía mojado y chorreando, por lo tanto puse la toalla alrededor de mis hombros.

En el momento en el cual salí del baño, me sentía semi-húmedo. Claramente, me había secado rápidamente y eso nunca es bueno… Los músculos de mi bajo vientre se contrajeron un poco más al notar el fresco que hacía fuera de la ducha. E incluso me recorrió un leve escalofrío. Cuando salí al lugar donde se encontraban las dos camas separadas, me quedé algo estático, encontrándome con un chico de cabellos castaños y ojos verdes, mirándome. Yo le mantuve la mirada unos momentos, después me miré a mí para ver si mis pintas eran presentables. ¿Estaba gordo? Nope, los abdominales se me marcaban con bastante levedad, y no me apostaba nada a que aquel joven era más alto que yo. ¡Todo el mundo lo era! No sabía que pintaba el chico en mi habitación, hasta que miré sus maletas. La incredulidad me invadió, después un sonrojo algo violento por mantener ese silencio entre nosotros.

- Disculpa por no haberme presentado como se debe. No sabía que iba a tener compañía… -Le dije con una leve sonrisa nerviosa, frotándome la nuca con la toalla, repetidas veces.-

avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Baby, are you down? {Misaki}

Mensaje por Misaki Takahashi el Mar Ago 21, 2012 2:19 am

Estaba ya en los dormitorios de las rosas blancas, su nuevo edificio, y ahora estaba más que seguro que debía de llevarse bien con todo mundo o al menos tratar de hacerlo, aunque muchos compañeros no fuen una gotita de agua por decirlo así, ni que fueras los mas buenos del mundo, sabia la clase de chicos que habia, pero tener sus precauciones pues era bueno, luego de haberse dado paso por tanta gente que había circulando por los alrededores, sonrió de estar lejos de tanta gete y estar frente a las escaleras que llevabanal pasillo correco de los dormitorios donde en una de las tatas puertas estaría el suyo, a paso leve y certero, empezó a caminar y a pasar por una hilera de puertas del lado derecho y del lado izquierdo, con un poco de suerte y más que eso, encontró la puerta indicada, una bella puerta de color blanco, hecha de madera a mano, una bellisima puerta!..... y qe castaño mas raro, tan raro que le gustaban las puertas, eso no se veía del diario en esa escuela, se veía de todo menos un chiquillo de apenas 16 años que le gustaran las puertas, era encerio raro.

Sacó de su bolsillo derecho las llaves que estaban adornadas por un bello colguije que llevaba piedras blancas y transparentes, al final un bello moño blanco y su pedazo de lazo para atorarlo en las llaves.
Abrió su puerta tranquilamente para adentrarse a la habitación que le informaron en la estancia que era compartida con otro chico, sonrió un poco al recordar lo bien que la pasarían, aunque se estaba preguntando si aquel su compañero de cuarto no seria un chiq¿co malo o que quisiera hacerle algun daño a su persona, aunque esas imagenes mentales estaban por demás, a Misaki le lograban perturbar su buen ánimo.

."Calmate misaki, solo es un chico y estaran compartiendo habitación, nada raro del otro mundo, nada raro...".- se estaba haciendo eso en la mente.

Abrió lapuerta de inmediato y vio que no habia nadie, solo el insesante golpeteo de las gotas de agua que caian de la ducha, sabía que su compañero de cuarto probablemente estaba aseandose y no quería irrumpir en la tranquilidad del joven, aunque ya era tarde por que aquel chico de cabellera negra con su franjita verde enmedio, había salido al fin de su estadía en el relajante cuarto de baño, y sin mas ya estaba ahi, goteando del cabello, estaba apenafdo por hacer que aquel chico saliera de su ducha tan rapido, no era su intención molestar, y menos en un momento grato de relajación.

-Lo siento, no quería interrumpir, soy Misaki Takahashi, tu nuevo compañero de habitación, de verdad disculpa si interrumpi tu ducha, puedes meterte nuevamente. encerio que si, luego puedes venir, creo que te saqué muy a prisa con mi llegada.

Sonrió delicadamente y apenadisimo de que hubiera hecho que el chico ahi enfrente se saliera casi sin secarse bien su cuerpo solo por el ruido que hizo abriendo la puerta.-es un gusto conocerte, nos llevaremos bien, ya verás.
avatar
Misaki Takahashi
Rosa Blanca
Rosa Blanca

Mensajes : 125
Fecha de inscripción : 15/05/2011
Localización : En los jardines

Ficha de Personaje
Orientación sexual: Bisexual / Suke
Personalidad:
Historia:

Volver arriba Ir abajo

Re: Baby, are you down? {Misaki}

Mensaje por Invitado el Mar Ago 21, 2012 4:15 pm

El joven acompañante mío pareció apenado al verme. ¿En serio daba tan mala pinta? Volví a mirarme, tal vez debería ponerme una camisa cuando nos presentáramos. Tan acostumbrado me encontraba a estar esos días solo en mi habitación, que prácticamente debería cambiar mis costumbres un poco, como aquellos viejos tiempos que dormía en el colchón de un refugio para personas sin techo, compartiéndolo con Mo, y prácticamente apegado a él para no caerme. Incluso en verano, con el calor que hacía, no se me ocurría moverme de su lado. Y él no se quejaba, más bien estaba alegre por ello, y me trataba como si fuera el hermano que nunca tuve. Lo quiero, como buen amigo que es, y por todo el tiempo que hemos pasado juntos. Aunque luego, me di cuenta que su decepción en la mirada verdosa que poseía, se debía a que no le había gustado haberme sacado de la ducha con el sonido de la puerta abrirse y cerrarse. Vaya, que persona más amable me había tocado como compañero. Algo me decía, en mi interior, que nos íbamos a llevar bien, no sé porqué. Con la toalla que tenía en mis hombros, me revolví el cabello negro azabache hasta que me lo dejé en buenas condiciones, que era, no soltaba nada de agua, pero al pasar la mano estaba todavía húmedo. Antes de decir una sola palabra, utilicé la misma tela para secarme el pecho, que por no haber secado bien, las gotas que resbalaban por mi bajo vientre, acababan en el mismo lugar del pantalón, creando una ligera mancha que indicaba que estaba mojado. Chasqueé la lengua, sin quejarme, y al terminar me encogí de hombros con levedad. Lo miré a los ojos, dedicándole una sonrisa tranquila, restándole importancia a sus disculpas, los míos brillando con ese toque neón que se veía incrementado por el color de la mecha de mi cabello.

- No hace falta que te disculpes. En serio, que ya terminé de darme la ducha. –Calmé a mi compañero nuevo, moviendo una mano, haciendo el gesto de que había acabado y por lo tanto no hacía falta de nuevo meterme. Con esta misma mano, se la tendí, esta vez la curvatura de mis labios era agradable, sincera- ¿Misaki? Encantado, mi nombre es Glitch.

Creo que era correcto presentarme, como el chico había hecho. Además, por culpa del orfanato al cual fui de pequeño, me habían instruido bastantes métodos de conducta, la mayoría de la vieja escuela, y por mucho que lo había intentado, no había conseguido quitármelos de encima. Tras estrecharle la mano suavemente al invitado, creo que no dejé de sonreír al escuchar sus palabras. Lo que yo decía, nos llevaríamos bien. No era una persona conflictiva, era dulce y apacible, y bastante sufrido por los demás. Sólo había que ver su reacción ante mi gesto de haber salido rápidamente de la ducha para presentarme como dios manda. Cogí la camisa que hace tiempo me había quitado, y de un tiro, la mandé al cubo de la ropa sucia, como si fuera una estrella del básquet. Solté una risa jovial de alegría, sin reprimirme. Después, volví a dirigirme hacia el castaño, girando sobre mis talones con gracia y agilidad, y creé de nuevo un contacto visual. No quería dar la impresión de alguien que no era de fiar y por eso apartaba la mirada. No señor.

- Si necesitas mi ayuda para algo, no dudes en decírmelo, llegué aquí hace un par de días. –Le comenté, dirigiéndome hacia mi armario, y tocando el pomo con la yema de los dedos, como si temiera que se fuera a romper por mí contacto. Pero hubo un hecho que se me escapó, y que con suerte logré recordar a tiempo- ¿Te incomoda que vaya sin camisa por la habitación? Con el calor que hace, siempre voy sin alguna prenda. Con una camisa, o un pantalón, nunca los dos juntos. –Tuve que contarle, para que entendiera mi dilema.-

Yo era homosexual, lo confieso, me van los chicos. Y si Misaki era de los míos o bisexual, se sentiría algo incómodo con que fuera así. Era para asegurarme, porque recuerdo aquellos días de verano que estaba junto a Bodie o Mo, y mi apariencia infantil y pequeña que daba al quedarme únicamente con el bañador era notable. Intentaba no prestar demasiada atención a ello, no obstante, la mirada de esos dos la sentía en cada gesto que hacía inapropiado. Ejemplo: Comerme un helado. ¿Qué hay de malo en ello? ¡Por mis legos! No era nada del otro mundo… Recordaba, agitando la cabeza un poco la cabeza, y apoyándome en la pared, con los brazos cruzados encima de mi pecho y esperando alguna respuesta por parte de mi nuevo compañero, calmado.

avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Baby, are you down? {Misaki}

Mensaje por Misaki Takahashi el Miér Ago 22, 2012 12:59 am

Ese jovencito frente a si, estaba siendo amable, y sinceramente eso e calmó los nervios y mucho, solo esperaba que encerio no fuera uno de esos chicos que sin siquiera pensarlo por la espalda atacaban con un deje de aire asesino o cosas así, este no era el caso afortunadamente, sonrió un poco y se relajó completamente su cuerpo se quedó calmado y sonrió con amabilidad para ver al otro secarse el cabelloy sonreir para verle, entretenido con sus maletas y viendo en donde ponerlas por el momento para que no estorbaran, aún hacía falta que se conocieran lo suficiente para poder llevarse bien como en un principio el menor tenía planeado, se veía un buen joven y sobre todo confiable, sonrió al estrecharle la mano con suavidad y saludar como él tambien acostumbraba, con una amabley ligera sonriza venida del alma, y nada más.

-Es todo un placer Glitch.- sonrió y separó su mano para sentarse en la cama y mirarlo desde ahi, se veía tan amable.- Será un placer compartir habitación contigo.- afirmó el pequeño mientras se acomodaba para abrir su maleta y empezar a desempacar.

Abrió la maleta para ver en su interior, y luego miró al otro con un gesto despreocupado, a pesar de ser bisexual y con todo y todo, no se alborotaba si miraba a un chico sin camisa, en realidad veia eso como algo normal y que pasaba a cada rato en su casa, hasta con las personas que socializaba a veces, no era un espantado tampoco y podría ver a las personas en poca ropa y no sentir pena.- Ah... descuida, esta bien, puedes andar cómodo por la habitación, la cosa es que andes cómodo y disfrutes.- sonró alegre y muy convencido de lo que decia.

Luego de eso empezó a desempacar.-Ahora mismo desempacare, deberias secarte bien para que no tomes frío y te pongas mal, a veces se enfría mucho el cuerpo, pero bueno, te dejare continuar y secarte bien.- le dijo amable.- Luego veré la habitación para familiarizarme con ella.- sonrió y luego empezó a desempacar para acomodar sus csoas en ese armario que había a un lado.
Empezó a acomodar su ropa, primero las camisas y sus pantalones y sus uniformes, estaba entretenido y cuando logra terminar para voltear a ver a su compañero.- Me alegra poder tener un compalero de cuarto, hace unos meses estuve con alguien que no me comprendía, era un tipo extraño, y se mostraba a veces muy amable, o otras veces muy antipático.- dice sonriendo recordando aquellas cosas que le habían pasado en los días que estuvo en los dormitorios dela rosa roja, aquel joven que habia sido su compañero de cuarto tan extraño, esperaba que Glitch fuera muy buen compañero, a primera impreción se notaba que si.
avatar
Misaki Takahashi
Rosa Blanca
Rosa Blanca

Mensajes : 125
Fecha de inscripción : 15/05/2011
Localización : En los jardines

Ficha de Personaje
Orientación sexual: Bisexual / Suke
Personalidad:
Historia:

Volver arriba Ir abajo

Re: Baby, are you down? {Misaki}

Mensaje por Invitado el Miér Ago 22, 2012 8:38 pm

Mantuve la sonrisa en mis facciones, unos breves instantes, cuando el mayor decidía clavar su mirada en la mía. En los momentos que no miraba, podía permitirme relajar mi expresión, y en un espejo que había en la habitación, con los dedos, hice que mi cabello mirara hacia arriba, como siempre sucedía debido a la crema que me ponía para que se mantuviera así. Aunque el agua, también era una buena solución si no te quedaba. Para cuando volteé el rostro, el castaño me comentaba que iba a ser un placer compartir la habitación conmigo y conocerme. Sobretodo educado. Había tenido bastante suerte, en que no fuera un chico con segundas intenciones, o con instintos asesinos. Tal vez un mata-niños. En mi interior, puse una cara espantada. ¿Cómo podía imaginarme tales cosas? En ese Instituto probablemente estarían pendientes de quién entraba y de quién salía… Aunque alguno se podría escapar de su atenta mirada. ¡Glitch, deja de pensar en eso! ¡Es prácticamente imposible! Me decía yo mismo, agitando la cabeza para eliminarme todos los pensamientos negativos que ahora se les ocurría volar por mi mente. Justo en el momento que me decía que no había problema en que anduviera con esas pintas por la habitación. Eso sirvió para alegrarme más el día, dando un ligero bote en el sitio, sin poder controlar mis instintos. Era un joven impulsivo, primero actuaba y después pensaba. Con todo el mundo, no había excepción. Me gustó que no le incomodara, el calor que hubiera pasado habría sido insoportable, no podía soportarlo mucho. “Habló el niño que anda con un pañuelo anudado en el cuello en pleno verano.” ¡Calla! Maldita voz interior. Veía los gestos de Misaki, que cogía sus cosas, desempacándolas de la maleta e intentando que la habitación le resultara familiar. Siendo sinceros, era bastante amplia, y luminosa, no me acostumbraba, de pasar a dormir en un colchón compartido con Mo en los lugares de la beneficencia, a una habitación como aquella. Era un pobre mendigo, que con suerte había acabado en ese lujoso edificio gracias a la danza y Bodie. Se lo debía todo.

- Gracias por el consejo, Misaki-kun, pero ya me sequé bastante bien. –Le dije, sonándome extraño utilizar el japonés, cuando siempre había hablado en coreano o inglés, para que la gente me entendiera.

Como estaba allí quieto, no lo podía soportar, por lo tanto, me lo pensé un rato. Bien dije que no debería bailar de nuevo, aunque las ganas me recorrían de nuevo las venas, lo necesitaba prácticamente como respirar. Así que saqué de debajo de mi cama unas zapatillas de deporte, amarillas, que combinaban en cierto modo con el pantalón de chándal granate que llevaba, con una ligera peculiaridad. Lo tenía subido hasta la rodilla, uno de los camales. El otro, estaba normal. Supuse que lo mejor, sería ponerme una camisa, así que cogí la primera que vi, resultaba ser de diferentes colores, fucsia y azul, de manga corta. Mis conjuntos podían resultar extravagantes, tampoco me importaba, era mi compañero de habitación y esperaba que se acostumbrara a ello. Enarqué una ceja volteándome hacia él, escuchando sus palabras acerca de su compañero de habitación.

- Un compañero bipolar… ¿Ha? –Abrí un poco los ojos sorprendido, nunca había tenido el placer de conocer a uno. Pero esa expresión me duró poco, sonreí de manera infantil en este caso, mirándolo a los ojos directamente- Creo que conmigo no vas a tener problemas, soy una persona pacífica. –Comenté, rascándome la mejilla con los dedos- La única objeción será que soy un bailarín, muchos ratos me verás bailando.

Ahí paré, sentándome de golpe en el colchón de la cama, y botando un poco, hasta que conseguí encontrarme a gusto. Cada vez que decía que mi pasión era el baile, la gente se me quedaba mirando incrédula, porque aparentaba menos edad de la que realmente tenía. Y no me creían capaz de hacer las mismas coreografías que Mo hacía. Pero, era poner mis pies en el suelo y comenzar a moverme, para dejarles la mandíbula por los suelos. No dejaba de sonreír, buscando en mi reproductor de música una canción adecuada para bailar y que fuera algo suavizada. Eso sí, si Misaki tenía curiosidad en verme bailar yo se lo demostraría, si no, otro día sería. Hacía caso al castaño, no estaba con los ojos clavados en la pantalla, dejando claro que podía hablarme, no iba a pasar de él.

avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Baby, are you down? {Misaki}

Mensaje por Misaki Takahashi el Jue Ago 23, 2012 1:32 am

Con una mirada tierna comenzó a sacar sus cosas y a acomodarlas, el lugar se veía muy tranquilo ahora, y estaba contento de haber llegado a esa habitación con an agradable personita, sin duda alguna le habia dado buena suerte el estar en la rosa ams pura de todas, la blanca, se quedó mirando al frente un momento y aun desempacando, guardando todo y dejando bien ordenado todas sus cosas de su lado, guardó la maleta abajo de la cama y continuo con sus cosas personales de valor sentimental, un hermoso ojito de peluche ahora adornaba su cama y se quedo mirandolo un momento, sin poderse creer que estaba tan lejos de casa y sobre todo muy lejos de su hermano quien sin duda alguna estaba mejor con su nueva familia que ahora formaría cn su espoza y su hijito.
-Ellos estarán muy bien....- pensó para si mientras dejaba el peluche ahi cerquita de si y luego volvia su mirada al chico ahi enfrente.- Si... era algo biolar ese jovencito, pero supongo que eso era normal... o quien sabe.- rie suavemente mientras comentaba eso, el recordar a ese compañero suo que pretendia ser su pareja cuando al parecer no era ni bisexual ni mucho menos homo para estarse fijando en un hombre.

-Pero es mejor no pensar en ello, por que eso pasó hace tiempo, y no es bueno estarse acordando del pasado.-
dijo sonriente y sentandose en la cama.

Abrió los ojos y le miró incredulo de que bailara, aunque estaba emocionado por verle, seguramente era exelente bailarín, quería comprobarlo.- Encerio te gusta bailar? eso es muy lindo, asi el cuerpo se mueve y se entrena sin necesiad de hacer ejercicio.- sonrió al final y dedicandole una tierna mirada, se comodó en la cama y se quedó mirando al chico unos instantes para reir por la manera en como se acomodaba tatas vueltas pero al final quedando en unaposición cómoda, le quedó mirando.. Que tipo de musica bailas?.- le pregunta muy curioso, ues él si bailaba pero muy de vez en cuando y luego llegaba a darle penita que le vieran moverse.- Yo intento bailar aunque no siempre me sale bien.- rie un poco y le observa.- Podrías mostrarme como bailas?.- le pide ilucionado el oji verde para que el otro se animara y bailara, aunque tal vez no era cuestión de animarse si no mas bien que él tubiera interes en verlo.

Se acomodó mucho mejor para poder verlo bien, la ejecución de pasos era importante, y además de que no quería perder detalle de nada, abrazó a su osito Susuky entre sus brazos y lo quedó así como un osito y mode chibi espectante de ñp que iba a pasar, entretenido y feliz,

-Debes ser muy bueno, yo ni en sueños bailaría bien.-rie suavemente. lo más que e llegado a bailar son bals pero lentos y acompasados, eso es lomáximo que e llegado a bailar, pero quisiera verte bailar.- animado estaba como si fuera a ver un gran espectáculo.
avatar
Misaki Takahashi
Rosa Blanca
Rosa Blanca

Mensajes : 125
Fecha de inscripción : 15/05/2011
Localización : En los jardines

Ficha de Personaje
Orientación sexual: Bisexual / Suke
Personalidad:
Historia:

Volver arriba Ir abajo

Re: Baby, are you down? {Misaki}

Mensaje por Invitado el Jue Ago 23, 2012 2:05 pm

Me acomodé en la cama, sentado, pero teniendo mis pies colgando por el borde del colchón, para que no se ensuciara, debido a que ya me había puesto las zapatillas. Si pretendía bailar de nuevo, descalzo podía claro, pero me daba cuenta que con tanto movimiento, me dañaba la planta del pie. Y un bailarín, que le duelan los pies, lo tiene claro. En mi otro conjunto, llevaba una codera y un guante sin dedos, encontrándose en los dos brazos cada uno, en vez de estar en un brazo simplemente. Por eso, mi palma derecha la tenía más áspera que la izquierda. La toqué con la yema de mis dedos, acariciándola y sin poder evitar, sonreír. Eso sí, cuando lo escuchaba decir una frase, miraba sus ojos verdes, curioso por cada palabra que decía. Mi sonrisa se amplió un poco más al escuchar su risa, resultaba ser contagiosa, y como gesto instintivo, saqué la lengua mientras me frotaba la nuca, gesto despreocupado pero gracioso de ver en mí. Me di cuenta, que ahora su cama estaba adornada por un adorable osito de peluche. Así que, sin levantarme del colchón por lo vago que era, me puse a cuatro patas encima de mi lecho, y me incliné un poco para verlo mejor, sin llegar a caerme, debido a que estaba firmemente agarrado a mi mesita de noche. Aunque… Si estábamos por la tarde, ¿entonces cómo se llamaría? De tarde, supongo. Retomé mi posición inicial, aunque esta vez, tenía los pies apoyados en el suelo, mis brazos encima de mi regazo, y entrelazando mis dedos, moviéndolo como un tic que no sabía que tenía. Suponía, internamente, que ese peluche significaría bastante para Misaki, todo por su delicadeza que había utilizado para dejarlo en su sitio correcto, y la mirada, que por unos instantes se perdió en sus recuerdos. Oh. Había veces que me sorprendía que fuera tan observador y teatrero.

- Es cierto, agua pasada, no mueve molino. –Comenté, diciendo un típico refrán, que lo escuché primero en español, no entendí una palabra, y Bodie, que sabía algo de esa lengua hispánica, me lo tradujo para mí.- ¿Sabes? Ese osito de peluche es bastante lindo. –Elogié, notándose en mi voz que las palabras que soltaban eran sinceras y no falsas, para quedar bien.-

Continué botando en el sitio, me gustaba, porque el colchón se agitaba debajo de mi poco peso, y con ello comprobaba lo blandito que era. Por si acaso, de un día para otro, se había vuelto duro y no podría dormir a la noche. Todo eran teorías tontas e infantiles, aunque no me importaba. Todavía me quedaban bastantes años por delante para madurar, ahora podía permitirme ser así de niño. Abrí un poco los ojos, siendo poco en comparación con los del castaño, que pareció sorprenderse por saber que yo bailaba. Asentí con la cabeza ante su pregunta, por supuesto que me encantaba bailar, era mi pasión, lo llevaba en la sangre, y la gente que me veía o mis compañeros de danza, me solían llamar ‘Pequeño prodigio’, debido a mi corta edad. 15 años, y la mayoría de ellos superando los 18… Mis movimientos eran mejores que los de los más experimentados. No pude evitar pasarme la lengua por los labios, al volverlo escucharlo reír. Tenía una risa especial, prácticamente como cascabeles… Me gustó.

- La música que bailo es la que me ponen. Sencillo. –Solté una risilla por lo bajo, ahora yendo en serio.- Tecno, pop, suelen ser bastante movidas, aunque sí que he bailado una más lenta y romántica… -Dejé la frase en el aire, y moví mis brazos como si fueran las ramas de un árbol agitándose con un suave viento.- Todo es práctica, Misaki-kun, y por supuesto que te enseñaré como bailo.

Respondí a sus preguntas feliz, era que tocaran ese tema y que me subiera el ánimo, daba igual el momento o la situación, siempre sucedía igual. Me incorporé de un ligero salto de la cama, sin utilizar las manos para levantarme, no me hacía falta con la elasticidad que tenía, ya esencial en mí, y debido a todos los días de práctica que realizaba. Inclinándome un poco, me subí mejor la pernera del pantalón, dejándola por debajo de mi rodilla, y tras ello, me coloqué la chaqueta granate que iba a conjunto con el chándal que portaba, dejando la cremallera por la mitad, para que se pudiera ver la camisa que llevaba debajo. Podría bailar sin ella, pero no quería coger frío después de haberme duchado.

- Mira, por ser mi compañero de habitación, te enseñaré unos pasos básicos de baile, y también a bailar una música lenta. Gratis. –Acompañé mi frase con una sonrisa, y no dije nada más.-

Cogí mi móvil y di a una canción sin mirar. Al darme cuenta cual me había tocado, abrí un poco los ojos. Resultaba ser “Teach me how to jerk.” Todo baile que incluyera esa última palabra, implicaba bastante movimiento de piernas, y si lo hacías demasiado sin estar acostumbrado, podía darte un tirón en la rodilla. Lo sé porque a un amigo le sucedió sin haber calentado antes. Suspiré, poniéndole el volumen necesario al móvil, y lo dejé encima de la cama. Enfrente de ambos lechos, había un espacio considerable, se podía bailar sin romper nada. Así que eso hice, empezó a sonar, y yo comencé con la coreografía. Moviéndome hacia los lados, abriendo y cerrando las piernas continuamente, dando pasos hacia atrás… Esta canción tenía de todo. Pero el movimiento que más me gustó, fue claramente, el de ‘Sexy Jerk’ lo consideraba atrevido, a la par que divertido. Esta sintonía solía bailarla con una mochila amarilla en la espalda y unos auriculares puestos, pero como tenía bastante pereza, no los cogí. Terminé de bailar, y caí de culo al suelo. Me hice daño, pero estaba algo cansado yo. Mi pecho subía y bajaba, buscando el oxígeno que desapareció mientras bailaba, y mis mejillas, tenían un imperceptible sonrojo por el calor que sentía. Automáticamente, me quité la chaqueta y la dejé como pude encima de mi cama, sin moverme del sitio. No dije nada, esperaba recuperar la respiración. Así que miré los ojos verdes de mi acompañante con los míos, y sin saber cómo, estaba volviendo a esbozar una sonrisa.


El baile:



Siento que me haya explayado tanto con este mensaje, pero quería hacerlo bien. :3

avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Baby, are you down? {Misaki}

Mensaje por Misaki Takahashi el Jue Ago 23, 2012 6:27 pm

En ese momento solo sepensaba que aquel muchachito era tan amable y lleno de gracias en su ser, sonrió suavemente de nuevo, aquel chico le recordaba los momentos en los que él solia ser asi de infantil y lindo, sonrió por dentro por que esa sensación era reconfortable. Abrazó a Susuky con fervor y se acomodó en la cama ni bien pasados unos segundos de haber pedido al menor que le mostrase como bailar, se acomodó muy bien y miró al otro mientras se acomodaba en la camapara mirar a su osito, en realidad se lo iba a pasar para que lo viera pero le ganó antes de que lo hiciera levantandose y diciendole que su osito era lindo, se encariño con esas palabras y mostrando una expreción linda y dulce afirmó las palabras de Glitch y movió al peluche de un lugar a otro como haciendolo bailar en su alrededor.

-Sip, es un bello regalo de mi hermano, me lo regalo justo cuando me vino a dejar aqui, y fue justo en mi cumpleaños, aquí vine a parar y me dijo que este sería su obsequio de cumpleaños.- dijo sonriente y con una linda expreción, aunque fuera doloroso ese recuerdo, siempre daba bonita cara a todo el mjndo, no le gustaba que le vieran triste, solo pensativo quizá. pero jamás triste, era peculiar este jovencito pues se preocupabapor el dar molestias a los demás y no le gustaba eso para nada.

Se acomodó nuevamente e hizo que susuky saludara al pequeño Glitch moviendole una patita delantera y sonrió.- Susuky te dice hola y que es un placer conocerte.- informó como si el osito le hubiera dicho en secretito al oidolo que le dijera al menor.

Cuando el móvil empezó a sonar el chico sonrió y asintió denuevo.- Esta bien, pondre atención.- dijo como si fuera un alumno muy obediente y que no se perdería detalle de la clase grátis que el chico le daría.- Te aseguro que soy buen alumno aunque no lo creas.-le guiñó el ojito y sonrió acomodandose nuevamente sobre la cama, quedando ahora en una posición graciosa en la cual hasta el mismo se reia de si mismo.

Aquellos gráciles movimientos que el otro ejecutaba como si fueran algo normal, le sorprendian, era digno de ver eso?, quizá si, pero estaba tan maravillado viendole bailar, era tan bueno con lo que hacia, sorprendido deverdad lo admiraba, besaba alpeluchito que estrujaba entre sus brazos con suavidad, se maravillaba, sonreia, aplaudía, sonreía de nuevo, era algo admirable, y cuando el otro terminó y calló al suelo de pompis como el solia decir, selevantó como bala a ayudar al chico, para tansiquiera socorrerlo, tomó una libreta rapidamente y empezó a hecharle airecito en la carita para que recuperara aliento.

Su carita se habia tornado preocupada, un "golpe" de esos solia doler mucho, y sin mas le ayuda a mantenerse bien, sabía que estaba cansadito, pero sin más le ayuda a incorporarse.- Vamos... a la camita, ahi te recuperarás mejor.- sonrió de manera apacible y cargandolo en sus brazos, iba a costarle trabajo pero de igual manera no lo dejaría ihi tirado el pleno sueloque estaba frio, podría coger un frio y eso no estaba bien, y con todo lo preocupadizo que era, lo puso en su caamy sentandose a sulado velando su cuerpecito fatigado.- Estas bien?.- le preguntó claramente preocupado.

off rol: esta bien no te preocupes nwn de eso se trata...
avatar
Misaki Takahashi
Rosa Blanca
Rosa Blanca

Mensajes : 125
Fecha de inscripción : 15/05/2011
Localización : En los jardines

Ficha de Personaje
Orientación sexual: Bisexual / Suke
Personalidad:
Historia:

Volver arriba Ir abajo

Re: Baby, are you down? {Misaki}

Mensaje por Invitado el Vie Ago 24, 2012 1:14 am

Miré con mis ojos al joven, analizándolo por un momento, sin pasarme de intensidad para no parecer maleducado. Con toda seguridad, rondaría los 16 años. No aparentaba más, a mi lado, todo el mundo parecía ser mayor, y mejor formado. Era una pluma, un niño en un cuerpo de niño. Y me agradaba tenerlo de compañero, pero con toda mi sinceridad, hubiera preferido tener a Mo cerca, era mi mejor amigo y único, el que siempre se había pasado a mi lado en el orfanato, el lugar donde nos conocimos, dos años atrás. Suspiré, volviéndome a fijar en ese precioso osito de peluche, reconocía que me gustaba. No era de peluches, no obstante, ese era especial, y por lo que me comentó el castaño, era una parte muy importante de su vida. Un regalo de su hermano el día de su cumpleaños… Interesante. De esta forma me gustaba conocer la vida de la gente, poco a poco y sin parecer un cotilla, no quería que se sintieran presionados por mi infante curiosidad que tenía en bastantes momentos –por no decir siempre-. Observé como movía el objeto, haciéndolo bailar, después la expresión dulce que puso al contármelo. Tenía algo en mi interior, que me decía que nos íbamos a llevar bien, sería una estancia agradable para ambos y no mala, creo que a ninguno de nosotros dos nos gustaba ver a la gente preocupada por algo que habíamos hecho, y por tanto, intentábamos darles los menos problemas que podíamos. Si era así, comenzamos muy bien, pensaba, sin decir nada, aunque notándose en mi cara que prestaba atención a lo que decía y que lo tomaba en cuenta, porque de vez en cuando asentía con la cabeza o esbozaba una leve sonrisa. Incluso, en el momento, que hizo que el oso me saludara, mi sonrisa se volvió infantil, mis ojos brillaron con alegría. Moví los dedos de mi mano a modo de saludo graciosamente, ladeando la cabeza hacia un lado en un gesto que se podría definir adorable, debido a los sentimientos de niño que ponía en ello.

- ¿Susuky? Un placer también, después tendremos tiempo de hablar más rato, cucada.~ -Le dije para darle a entender a ese juguete que no me olvidaba de él y que lo tomaba en serio-

Me hizo gracia que fuera a prestar atención de todos mis movimientos como un niño de una escuela, obediente y calladito. Así que mientras bailaba, no perdía detalle de cada uno de sus gestos, me gustaba hacerlo. Porque cambiaba del más puro asombro, a la más sincera alegría, sonriendo y besando al osito de peluche, como si fuera el objeto más preciado de su vida. Y era de esa forma, según como me informó momentos antes. Aplaudió también, hecho que servía que el calor se me reuniera en mis mejillas por lo poco que estaba acostumbrado a recibir halagos indirectos de cualquiera, por lo tanto, cualquiera me afectaba de esa forma. Y eso que escuchaba bastantes, cada uno era nuevo para mí. En el final, que estaba hecho para terminar de una manera maestral, caí al suelo de manera dolorosa. Al principio, no le di importancia, pero después, vino el ‘efecto de dolor retardado’, haciéndome a mí gemir de aflicción, por lo bajo, tampoco quería preocupar… Demasiado tarde, mi compañero se levantó de un salto del sitio con una expresión que indicaba que estaba intranquilo por mi caída, y el calor que sentía por el ejercicio. Siempre no solía cansarme de esa forma, suponía que sería de tantas canciones que había bailado en un principio antes de su llegada. Agradecí en silencio el aire que recibí gracias al movimiento que realizaba con la libreta, haciéndome cerrar por un instante los ojos.

Al instante los volví a abrir, al no sentir el suelo debajo de mi cuerpo. Misaki me había cogido en brazos para llevarme a mi cama. Lo pude mirar de cerca sus ojos verdes, y en los míos había también preocupación. Pesaba poco, no obstante, no quería ocasionarle un problema… Con rapidez, sentí el colchón debajo de mí y solté aire, todavía jadeaba con calor en mis mejillas y en todo mi cuerpo. Ahora tenía el cabello negro revuelto, resultaba que no podía tenerlo en el sitio, y siempre que Bodie me veía así, pensaba terriblemente mal. Yo no lo entendía en esos momentos, mucho menos ahora. Esbocé una sonrisa de lado, dulce.

- Gracias, en serio, no hacía falta que me cargaras hacia la cama, creo que todavía no me quedé paralítico por tanto bailar… -Alegué, medio en serio, medio en broma, pasándome la lengua por los labios.- Supongo, ahora únicamente tendré que descansar un poco, bailé tres canciones antes de tu llegada.

Tuve que informarle, aunque al instante me arrepentí. ¿Y sí volvía a preocuparse más? Eché la espalda hacia atrás, cayendo al colchón suavemente, y me aferré a un cojín como si resultara un peluche. Miré al castaño, no quería que se aburriera a mi lado, por lo tanto, creo que sería divertido comentarle algo que tenía revoloteándome por la mente en esos momentos.

- Misaki-kun. Mientras terminas de guardar tus cosas, podríamos preguntarnos cosas, tanto tonterías como hechos de nuestras vidas, sería una forma divertida de conocernos un poco más y ver si tenemos cosas en común. –Le dije con suavidad, sin pretender forzarlo a nada.-


Off~:

Yay, de nuevo lo vuelvo a poner. Resultó que podría haberte respondido antes, pero debido a que me cortaron internet y el teléfono (;w;) no pude. Lo siento mucho, en serio. -De nuevo-

avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Baby, are you down? {Misaki}

Mensaje por Misaki Takahashi el Sáb Ago 25, 2012 2:43 am

Comenzó a acelerar más el movimiento de sus manos que movían la libreta dandole aire a Glitch para que se repusiera, sonrió delicadamente al ver que estaba bien, pero no cesaba de mover sus manos y brindarle algo de frescura al otro, entendía lo agotado que debía estar después de haber bailado como 4 canciones junto con la que había bailado ya, era mucho el esfuerzo, asi que se esmeró a que su compañero se estableciera, aquella respiración era agitada, y aquel rubor por el esfuerzo staba disminuyendo de a poco, tambien la respiración, aquel sube y baja de ese pecho y luego de haberle reestablecido estuvo más que datisfecho para irse a terminar de arreglar sus cosas, dejó a susuky en la cama nuevamente.- Me imagino que es pesado bailar tantas canciones, pero se nota que te gusta mucho bailar, y tienes enorme talento, nunca desistas, tu puedes ser un grandioso bailarín, es muy lindo tu trabajo, me gusta como bailas, te mueves muy bonito.- se emociona el castaño al momento que abria una de sus maletas.

En esta nueva maleta, saco unos libros y libretas que había traido de su antigua habitación y empezó a acomofdar todo mientras tarareaba una melodía que solía cantar cuando estaba feliz o de buen humor, empezó a tararear contento y a acomodar sus cosas en un pequeño estante que había cerca de si, acomodando en filita las libretas primero y una muy bonita adornada con ositos en un lindo papel decorativo, teníasu nombre en detallitos de listón y tela, en rosa y azul, era una libreta que destacaba de las demás que estaban adornadas co colores negros y blancos, pero esa de ositos destacaba más, esta la puso al princpio de toda la torrecita de libretas,y luego colocó los libros que había traido consigo, unos tres libros no muy gruesos sobre literatura, matemáticas y fízica, pero estos solo ocupaban poco espacio, asi que los dejó en un rincón, al haber terminado con eso, sonrió y volteó a mirar a su compalero.- Te encuentras mejor Glitch chan?.- le pregunta un pocopreocupado sentandose en la cama y guardando la segunda maleta debajo de lacama y acomodandose bien.

-Bueno, comenzemos entonces para conocernos mejor, creo que será maravilloso poder saber más del uno y del otro, haber.- dice pensativo.- Veamos... que sera....-hace una muequita divertida y al final saca primer tema de converzación.- Cuentame de ti, que te gsuta hacer más aparte de bailar? hay algo que te gsute hacer aparte de eso en tus tiempos libres?.- le dice sonriente.- Yo tengo varios hobbies, me gusta dibujar y escribir historias, adoro cocinar tambien.- explicaba haciendo ademanes graciosos.- Con la persona que antes vivía, le preparar platillos muy ricos, a veces decía que nunca iba a dejarme ir de su casa por que le gustaba mi comida.- rie levemente.- Por eso tambien trabajo en el casino de la escuela..- sonrió explicandole al menor lo que él hacía, esperandoahora calladito la respuesta del pelinegro para ver que hacia en sus tiempos libres a parte de bailar tan bien y tan bonito, pero tan cansado.
avatar
Misaki Takahashi
Rosa Blanca
Rosa Blanca

Mensajes : 125
Fecha de inscripción : 15/05/2011
Localización : En los jardines

Ficha de Personaje
Orientación sexual: Bisexual / Suke
Personalidad:
Historia:

Volver arriba Ir abajo

Re: Baby, are you down? {Misaki}

Mensaje por Invitado el Sáb Ago 25, 2012 11:38 pm

Agradecí que el castaño me dedicara un poco de su tiempo en ayudarme a calmar mi estado. Eso indicaba, que era un joven preocupado por los demás, y también por su compañero de habitación, al cual había conocido hacía… ¿Cuánto? No calculaba más de 2 horas, viendo la luz que había oscurecido ligeramente desde que el chico llegó a la sala. Qué decir, era bueno con las matemáticas, tal vez fuera la sangre coreana que me recorría, decían que los de mi raza eran bastante inteligentes, yo habría salido algo raro, porque las letras no me iban en absoluto, era de números, más bien. Pero de nada me quejaba, por mi mente privilegiada me habían subido un par de clases arriba, y podría considerarme afortunado. Es que si no, todo sería bastante aburrido, ¿no? Cosas que ya sabes, volverlas a dar y ver la estupidez contraria… Un suspiro amenazó con escapárseme de la boca, no obstante, logré reprimirlo agitando la cabeza de un lado a otro, y con ello, deshaciéndome de todos los pensamientos acerca de las clases que no venían a cuento en esos precisos instantes. A pesar de todo, saqué fuerzas de dónde no tenía, y me levanté de mi cama, cogiendo aire. Al posar mis pies en el suelo, un mareo me invadió, que logré superar quedándome estáticamente quieto. Cuando ya no corría riesgo de caerme, anduve dos pasos más hasta la cama contraria, y me senté en la esquina para no arrugar la colcha más, ya que no sabía si eso era del agrado de Misaki. Simplemente, quería apreciar un poco el peluche, lo había visto de lejos y tenía ganas. Mientras le acariciaba suavemente la nariz al oso, miraba a mi compañero, que se encargaba de arreglar sus cosas a la vez que hablaba conmigo. Mis ojos se iluminaron al escucharlo, agradecía todos sus halagos, haciendo que una sonrisa algo boba me adornase las facciones, no lo podía evitar, lo decía con sinceridad y no para quedar bien, como hacía la mayoría del mundo.

- Gamsahabnida. (Gracias) –Le agradecí en coreano, era una palabra simple, cualquiera podía entenderla, y de vez en cuando solían salir de mi boca, o en los momentos en los cuales me enfadaba, decía barbaridades en mi idioma natal, y muy a menudo mezclaba ambas lenguas, el coreano y japonés.- En serio, significa bastante para mí tu opinión.

Acaricié la mejilla del osito, con cuidado, como si fuera una figura de cristal que me diera miedo romper. Cauteloso, tanto que daba gracia de ver. Agradaciadamente, no me veía porque estaba ocupado en guardar sus libros, libretas con curiosos adornos, que yo miraba de reojo. Aunque me hizo gracia la sintonía que cantaba mientras lo hacía, resultaba interesante de escuchar, y una risita se escapó de mis labios por ello, entre dientes. Volví a mi cama, antes arreglando la tela que tenía debajo de mi trasero, y regresé algo tambaleante, a la mía, sentándome sin importarme que chirriara un poco, seguramente porque tendría las patas algo oxidadas y la estructura estaría vieja, por mucho que aparentara el colchón y el edredón ser de marca. Ante la pregunta asegurándose de mi salud, asentí enérgicamente con la cabeza, dándole a entender que estaba bien, y restándole importancia a los mareos que tuve con anterioridad. Seguramente porque estaría débil. No había comido demasiado en estos últimos días, los nervios de haber llegado a un instituto nuevo se me acumulaban en el estómago, haciéndose imposible que algo entrara por mi boca. Puse las manos encima de mi regazo, inclinándome un poco hacia delante para mirarle mejor los ojos y gestos del castaño.

- Pues… Jugar a la consola, retar a mis amigos, los rompecabezas… Los considero bastante entretenidos para matar el tiempo. –Comenté con una sonrisa en mis facciones, leve pero feliz. Era inteligente por mucho que no lo diera a mostrar, siempre con mi papel de niño pequeño que me salía solo. Miré los gestos que hacía el más mayor al gesticular, sacándome otra risa por ello, subiendo mis ojos hasta los suyos.- ¿Cocinar, dices? Wah… Admito que me encanta lo dulce. –Confesé, intentando no poner una cara embobada y babear al imaginarme algo que llevase azúcar. Volví a agitar la cabeza de un lado a otro para apartarme esos pensamientos de la mente.-

Con unos dedos, aparté un mechón castaño que le caía en la cara a Misaki, en un gesto cariñoso y atento, sin segundas intenciones. Me fui pensando mi pregunta, porque él ya había hecho unas cuantas y no quería quedarme atrás por esto. No tenía que ser indiscreto, ni tampoco ir como un terreno de cristal… Una cosa intermedia. Una bombilla se encendió en mi mente, haciéndome sonreír de nuevo, sacando la lengua en un gesto que había veces que me recordaba a un diablillo.

- ¿Cuáles son tus colores preferidos? ¿Los alegres, o los apagados? –Eso era algo crucial. ¿Por qué? Mis cosas.-

avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Baby, are you down? {Misaki}

Mensaje por Misaki Takahashi el Dom Ago 26, 2012 7:13 am

Entretenido ahora guardandolo pultimo que quedaba en su maleta mediana que había colocado en la cama con cuidado, terminó su segunda lavor, sonriendo muy contento por el resultado, se veía todo muy bien y arreglado, sin dudas un lindo acomodo, no era que se preocupara mucho por el órden, pero lo que si le gustaba era que sus cosas de la escuela quedaran bien y accesibles, así no estaria preocupándose de que sus cosas estuvieran ocultas o en otros lados todo por no guardar las cosas como se debía.

Se acercó nuevamente a la cama y tomó a su peluche en sus manos para pasarselo a su amigo, su amigo?.... si, ya le concideraba su amigo, era más que eso, era su compalero de habitación y debían llevarse muy bien para que todas las cosas salieran bien y a pedir de boca, se encaminó a la cama del contrario, dandole una caricia tierna al menor con su mano, apenas posando su dorso suave sobre la mejilla contraria.- Me alegra que estes bien~...

El castaño sonrió y le dejó el oso al menor para que lo jugase un rato, no a muchas personas él les confiaba a susuky, solo a las personitas que concideraba buenas gentes o que sean merecedoras de tratar a un lindo recuerdo como lo era ese osito lindo, era sin dudas un recuerdo que le trataba como tesoro mismo.- Tomalo, puedes jugar con él, es un regalito importante, y a poas personas deo que lo toquen~.- le dice en una mera confeción al menor y sonrie ampliamente, feliz de que el otro pudiera jugar con su osito.- Te a gustado verdad?.- le dice divertido.-Puedes tomarlo cada que quieras, pero para dormir, si lo quiero de regreso, él me acompaña en las noches.- dice apenadito, le gustaba mucho dormir con su osito, era muy calido dormir con su peluche por que con él, no se sentía solito, aunque la petición de dormir con alguien más en una sola cama, le parecía muy atrevida.

-Aunque.... tambien me gustaría poder dormir alguna vez contigo, me gustaría sentir a alguien durmiendo a mi lado, te gustaría?.- le decia con carita ilucionada y contento por la idea.- Claro que solo sería una vez y solo una, para no molestarte mas, que dices, aceptas?.- le miraba como rogando que dijera que si, por primera ver rogando que alguien dijera que si, esperaba una respuesta afirmativa.

Con forme esperaba a que el otro le respondiera si si o no, el castaño aprovecho y sacó su última maleta, una pequeño de color rojo, era muy linda con adornos dorados alrededor, un lindo broche al frente del mismo color de los detalles y un par de seguros adicionales en rojo mas fuerte para que fueran notorios, de ella sacó varios papeles, cartitas de sus amigos que le escribían o que le mandaban recaditos, se sentía medio bobo al guardarlos como reliquias de antaño, siendo solo un simple papel, pero para Misaki tenían gran valor sentimental, sin más empezó a sacarlos uno por uno y viendo solo de reojo su interior, guardandolos con recelo en la misma maletita, y sacado ahora una bella cajita de color negro de su interior, mirando solo el exterior de la cajita, sonriendo un poco y dejándo la mista cajita a un lado para guardar lo que había sacado de más y dejar solo la cajita, iba a darle un regalo especial a su nuevo amigo...
avatar
Misaki Takahashi
Rosa Blanca
Rosa Blanca

Mensajes : 125
Fecha de inscripción : 15/05/2011
Localización : En los jardines

Ficha de Personaje
Orientación sexual: Bisexual / Suke
Personalidad:
Historia:

Volver arriba Ir abajo

Re: Baby, are you down? {Misaki}

Mensaje por Invitado el Dom Ago 26, 2012 6:49 pm

Miraba mis manos, entrelazadas y encima de mis piernas, jugueteando con mis dedos tranquilamente, logrando entretenerme mientras el otro se encontraba terminando de colocar sus cosas en el sitio correcto. Eché un rápido vistazo a mi mesa de noche, en la cual se encontraba una fotografía del trío perfecto, según mi punto de vista. Mo y Bodie estaban a mis lados, yo en medio y colgándome de sus cuellos, debido a mi poco peso me balanceaba con una sonrisa infantil y sacando la lengua, y debido a ello mis dos compañeros esbozaban unas caras alegres, a punto de soltar unas carcajadas por mi comportamiento aniñado. Mi grupo, llevábamos nuestro típico conjunto tan colorido. Destacaba el rubio con sus impresionantes ojos azules y su dulce sonrisa, portando el típico traje de salvavidas rojo, blanco y negro que siempre llevaba, ya que ese era su trabajo. Eran unos tiempos muy alegres, pensé sonriendo y agarrando el guante sin dedos negro, que cargaba siempre conmigo, el pobre estaba bastante utilizado, pero me negaba a sustituirlo por otro nuevo. Este significó el principio de mi vida como bailarín, antes muerto de venderlo por alguno que sería peor y tendría menos valor sentimental, llegué a la conclusión, volviendo a dejar la tela encima de la superficie de la madera, y acariciando con la yema de los dedos la codera, que se situaba cerca de los demás objetos. No me gustaba exponer demasiado mis recuerdos, aquellos eran los únicos que soportaba que la gente viera. Cuando fuera cogiendo más confianza a mi compañero de habitación, le enseñaría de mi antigua vida. Podría resultar aburrida, no obstante, para escuchar estaban los amigos, ¿verdad? El tacto de unas manos que no eran las mías me sacaron de cualquier conclusión a la que hubiera llegado.

Fue la mano de Misaki, que apenas me rozó, pero que me agradó por la calidez que tenían sus dedos. Levanté la mirada hacia sus ojos, me encantaba hacer esto, porque entonces advertía la sinceridad con lo que lo hacía. No hizo falta responder a sus palabras, únicamente asentí imperceptiblemente con la cabeza, mis mejillas tiñéndose suavemente de un color rojo debido al agradecimiento que sentía, debido a que me dejó el osito cerca, para que pudiera cogerlo a mi gusto. Mis ojos esmeraldas reflejaron sorpresa, que fue suavizándose poco al escuchar sus palabras.

- Sinceramente, gracias. –Dije con una breve pausa, que aproveché para acariciar la punta de la nariz del peluche, todavía con cuidado, quería ir con precaución para no hacerle demasiado daño, o que debido a uno de mis gestos, se rompiera por algún punto.- Me gustó, nunca vi un oso como este… Oh, duerme contigo, ya veo… -Comenté algo más curioso, esbocé una sonrisa leve y divertida- Yo como no tengo nada, me limito a abrazarme a la almohada.

Era cierto, antes dormía únicamente con Mo compartiendo cama, y aunque en un principio nos pareció bochornoso, al final acabamos acostumbrándonos, haciendo que hasta en los días más calurosos estuviera con la cara arrebujada en su pecho, y mi cuerpo bien protegido por sus brazos fuertes. La sensación era agradable, te hacía sentir que no estabas solo y que tenías a alguien que se preocupaba por ti, eso era muy bueno si cuentas que no has tenido a padres para notar la llama familiar de la que tanto he escuchado hablar, y que siempre he podido ver, al observar un grupo de personas charlar amistosamente entre ellas, abrazándose, intercambiando palabras cargadas de sentimiento… Siempre mis ojos solían teñirse de melancolía y desesperanza, al saber que nunca lo podría apreciar en mis carnes. Aunque, con mis amigos de verdad, había aprendido a vivir dejando eso atrás.

- ¡Claro! Seguro que eres mejor que este trasto. –Reí, al señalar la almohada tan apaleada que tenía, y era de tanto abrazarla o estrujarla contra mí. Entonces, un hecho que parecía pasar por alto me llegó a la cabeza, alertándome, y por lo que algo de vergüenza se vio reflejada en mis orbes.- Creo que tendrá que ser más de una vez, Misaki-kun… Tengo pesadillas prácticamente a diario, y me gustaría saber que tengo alguien que me apoye en esos momentos de desmorono. –Eso prácticamente lo susurré, aun así, podía ser oíble por el castaño.-

Atorado y atascado, agité la cabeza por antepenúltima vez en el día, ganándome un ligero mareo del cual me costó recuperarme. Parpadeando un par de veces, logré volver a enfocar la vista. Creía que tenía a mi compañero delante, como era de esperar, pero había desaparecido. Antes de que el pánico me invadiera, eché un rápido vistazo a la sala, encontrándome con él, que estaba guardando su última maleta y trasteando con unos objetos que no logré descifrar. Enarqué una ceja en el sitio, sin atreverme a bajar de mi acorazado. Ejem, digo mi cama. Por lo tanto alargué el cuello intentando ver, inútilmente. Tenía algo en las manos que no conseguía saber que era. Solté un sonidito infantil que indicaba mi disgusto.

- ¿Qué es, qué es…? –Pregunté, sin evitar repetirme en ello. Lo hacía cuando tenía nervios encima o no sabía que era algo.-

avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Baby, are you down? {Misaki}

Mensaje por Misaki Takahashi el Miér Ago 29, 2012 3:51 am

Sonrió feliz hasta que le calló que no habpia respondido la interrogante de su compañero anteriormente realizada, y luego de la nada había sacado lo de dormir juntos, lo cual al principio le pareció algo tonto y a la vez imprudente por que nunca penso que el chico le dijera que si tan aceptablemente, y cuando le escuchó que su respuesta era afirmativa no pudo estallar en felicidad por dentro, y no solo una noche, lo increhible era que dormirían diario juntitos, era maravillosa la idea, y muy buena, al principio le pareció que no podía ser eso mejor.

-Oh, bueno pues yo creo que mi color favorito es el blnaco y en negro... aunque tampoco el verde me desagrada por que va bien con mis ojos.- sonrie dulcemente mientras se sentaba cerca del menor en su camita y sonreia amable.

Luego de haber acomodado todo con éxcito se sintió aliviado.- No fue tanto el tiempo que me tarde.- sontió satisfecho y se quedó mirando al muchacho y acariciandole la carita con el dorso de su mano, le sonrió y destapó la cajita, mirandole con cierta amabilidad y mostrandole bien el contenido de dicha cajita.- Mira, esta es una cadenita para que pongas ahi tu llave, así jamás la parderás, yo mismo la hice, no es lujosa pero es un regalo de amistad que te obsequio.- le dice sonriente y dandole la cajita y la cadenita en la mano para que la guardase.

Se quedó mirando al otro y se acomoda bien en la cama y le toma las manos.- Sabes algo? me agradas mucho, y quisiera poderte ayudar en esas noches de trsiteza y pesadillas, además.... creo que será bueno dormir a tu lado, siempre es lindo tener el calor de las personas cerquita para poder acurrucarse en las noches...- sonrie muy amable.- Me gustaria poder sustituir esa almohada, soy suavecito a la hora de dormir.- tie ante su broma.

Misaki estaba coontento de que le hubieran dicho que si, y comprendia a la perfección el sentirse mal al estar solo en una camita sin nadie que te abraze o a quien abrazar~, puso una leve carita triste por que sentía feito el saber que su compañero se sentia solito en su cama, dio un suspiro suave y le miró con cierta ternura, acercandose y dandole un besito en la frente y otro en la mejilla.- Descuida... apartir de ahora, yo cuidare de ti~.- afirmó el castaño mientras le sonreia y se hacía la promesa el mismo de cuidar a su compañerito.

Ya antes había hecho una promesa mas o menos parecida, pero no había podido cumplirla al 100%, esta vez procuraría el cuifdar y velar el sueño de su nuevo amiguito para que no tueviera esas pesadillas.- Y dime... tus sueños feos... son constantes?.- le pregunta dulce y tomandole la mano con mucho afecto, era de lo mas sincero para que el otro no entendiera que solo lo hacía por quedar bien o más bien para ganarse su confianza y luego hacerle daño, Misaki no eta asi.
avatar
Misaki Takahashi
Rosa Blanca
Rosa Blanca

Mensajes : 125
Fecha de inscripción : 15/05/2011
Localización : En los jardines

Ficha de Personaje
Orientación sexual: Bisexual / Suke
Personalidad:
Historia:

Volver arriba Ir abajo

Re: Baby, are you down? {Misaki}

Mensaje por Invitado el Jue Ago 30, 2012 5:28 pm

En cierto modo, me gustó que respondiera a mi interrogante, necesitaba saberlo, por motivos anteriormente dichos. No soporto los colores apagados por un ‘pequeño trauma’ que tengo. Ladeé con levedad la cabeza esperando su respuesta, y al escucharla salir de sus labios, enarqué una ceja sutilmente mientras me obligaba a esbozar una sonrisa tranquila, por mucho que en mi interior me sintiera completamente al contrario. Quería esbozar una mueca, decirle que este hecho no me agradaba, pero para entonces tendría que contarle mi historia y no quería recordar hechos del pasado. Puede parecer una manera cobarde de afrontar las situaciones, no tenía otro remedio, así era. Quizá, una rápida chispa de disgusto cruzó mis ojos como un relámpago, no más porque hice un esfuerzo, ya que no ansiaba preocuparlo. Misaki era un chico que sufría por los demás, podría apostar sin peligro de fallar que era empático a más no poder, y por ello sabía lo que se sentía. Asentí con la cabeza imperceptiblemente dándole a entender que lo había escuchado, y me alegró de que respondiera que le gustara el verde. El mío también lo era, como es obvio. Simplemente tenías que verme con mi conjunto normal de Hi-Def y era bastante claro. La mecha de mi pelo, el cinturón y la correa… Mi voz interior me dio una palmada para que reaccionara, por lo tanto di un pequeño bote en el sitio, apenas visible.

Presté atención ante sus palabras, se estaba refiriendo a la caja que había sacado anteriormente de su maleta y a la cual había prestado atención desde el primer momento. Esta vez, mi sonrisa fue sincera, era un chico de 15 años con temperamento infantil, que se le iba a hacer. Cuando me volvió a tocar la mejilla, le dejé, moviendo la cara en la dirección que seguían sus dedos, casi de manera inconsciente. Admitía que me interesaban las atenciones de tiempo en tiempo. Cogí la cadena con la caja, con cuidado de nuevo, teniendo el osito descansando entre mis piernas. No me había olvidado de él. Este pequeño detalle me emocionó, mordí mi labio inferior para evitar que algunas lágrimas de felicidad se me escaparan, simplemente dejando para ver mis ojos algo acuosos, sin soltar nada. La dejé de manera delicada encima de mi mesita de noche, donde tenía los objetos más importantes. Más tarde lo guardaría en su debido sitio.

- Parezco idiota diciendo tantas veces que gracias, pero no lo puedo evitar. ¡Gracias! Ya me buscaré algo yo para recompensártelo…~ -Murmuré, esa última frase más para mi mismo que para él. Reprimí el impulso de abrazarlo, no sabría si le parecería bien.-

Bajé la mirada hacia mis manos, que eran cogidas por las del castaño, después volví a mirar sus ojos verdes. Intenté que la sorpresa no se viera reflejada en mi rostro. Era muy malo como para ocultar mis sentimientos, era incapaz de parecer la típica persona fría e inexpresiva, yo tendía a darlos a ver con abrazos, palabras o un simple cruce de miradas. Ante su última frase acerca de que era suavecito, dejé escapar una simple palabra de mi boca: “Haber…” mientras, para comprobarlo, levantaba una mano y le acariciaba levemente la línea de la mandíbula, tocando por primera vez su rostro. Sonreí complacido al notar que su piel era tan suave como parecía, dejando a entender que me iba a gustar dormir con él.

Cerré los ojos, era bastante para mí soportar palabras dulces y cariñosas, no solía escucharlas a menudo y tantas de golpe abrumaban. Sentí sus labios sobre mi frente y mi mejilla, después de la promesa que acababa de hacerme. Mira que me estaba conteniendo, pero un sonrojo apenas visible adornaba mis mejillas. Me obligué a mi mismo a abrir los ojos, y les di un suave apretón a sus manos, dejando claro que yo también haría lo mismo, o al menos lo intentaría. Moví mis labios de un lado a otro antes de responder a la última pregunta que me había hecho Misaki. Deslicé mi mirada hacia el techo, después hacia el colchón, sin ser capaz de mantener un contacto visual constante en esos momentos.

- Son todas las noches, cada una. Tengo un mejor amigo aquí, en este mismo instituto, pero no puedo acudir a él por lo lejos que se encuentra. Y además, me da miedo pasearme de madrugada por los pasillos, recién vivida la pesadilla. –Un escalofrío bastante notable me recorrió la columna, poniéndome la piel de gallina- Nunca he tenido un sueño agradable desde que duermo solo. Suelen ser recuerdos del pasado, la gran mayoría… -Susurré, cerrando los puños firmemente, agarrándose a la tela que tenía debajo mía-

avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Baby, are you down? {Misaki}

Mensaje por Misaki Takahashi el Vie Ago 31, 2012 3:02 am

Misaki había notado clatamete una expreción extraña en ese jovenciyo, suponía que era algo que seguramente le molestaba, algo en particular, era algo que simplemente el no sabía, pero no iba a importunar con nada de eso al menor por que no era un metiche, quería que todo saliera a como debia salir, poco a poco sin apresurar las cosas, le gustaba que todo fura surgiendo a como el tiempo pasaba, a como el tiempo decía y a como las personas se sintieran mas a gusto, sabía que era algo relacionado con alguna parte de su vida, pero para estar seguros debía preguntarle y era mejor que el menor se desembolviese poco a poco y sin rapidez ni nada ñpor el estilo, no le gsutaba precionar a nadie.

Sonrió con delicadeza y asintió.- En si, todos los colores me gustan, absolutamente todos.- dijo riendo.- hasta el rosa que es de niñas.- rie suavemente, y es que si le gustaban todos los colores, pero había colores que no le sentaban bien, como el negro en exeso o el café, le gustaba mas el verde, el blanco, colores que eran de luz, y el amarillo, el naranja, el rojo de pasión y muchos sentimientos ardientes, era de no tener un favorito en si.

Tomó la mano nuevamnete de su compañero, sin poderlo más, desde hace tiempo que estaba tambien conteniendo las ganas de abrazarlo con fuerza y darle su apoyo, y con un suave toque en las mejillas del menor, Misai le dio un beso en ambas y lo abrazó con suavidad y con mucho afecto, como si de una rosa delicada se tratase, era un chico tan simpatico que en tan pocas horas de conocerse ya le había tomado muchisimo afecto, como si tratase de su hermanito, un amigo muy querido y hasta eso, un intimo amigo, como alguien que le le hacía falta haber conocido hace tiempo, alguien que estaría ahi, y quería protegerle a como diera lugar.

-No es necesario que me regales algo o que quieras devolverme el favor algún dia, solo... quiero que me aceptes y me quieras mucho... asi como yo lo hare~ estas deacuerdo con eso?.- le dice en una manera dulce y tierna abrazandolo con fuerza a si y dandole su calorcito de persona viva, era un abrazo de sinceridad, quería saber que atormentaba al menor y lo sabría de la meor manera.- Si gustas contarme lo que te hace sentirte mal... esta bien, solo si tu quieres, si no, yo de todos modos me quedare a tu lado para darte ánimos, para darte mi confort, para que sepas que hay alguien a tu lado..- le decia cariñoso como hermanito mayor.. Dare lo mejor de mi para hacerte feliz el tiempo que estemos juntos

Apretó un poco ese abrazo y le beso la nuca un momento y aspiróe se aroma delicado y le soltó, dandole una linda palmadita en el antebrazo, sonrió con mas amplitud y sin más se quedó luego mirando su osito.
Poco después decice pedirle la cajita al menor para que se la entregara y asi poderle colocar el lindo detalle al cuello de este.

-Me alegra que te aya gustado mi pequeño presente por esta amistad que iniciará.- sonrie más
avatar
Misaki Takahashi
Rosa Blanca
Rosa Blanca

Mensajes : 125
Fecha de inscripción : 15/05/2011
Localización : En los jardines

Ficha de Personaje
Orientación sexual: Bisexual / Suke
Personalidad:
Historia:

Volver arriba Ir abajo

Re: Baby, are you down? {Misaki}

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.