Instituto Aoi Bara
Welcome :3~
* Prohibido insultar a los demás usuarios.
* Los profesores son los únicos que crean temas en sus respectivas clases
* Los alumnos son los únicos que pueden crear temas en Tiempo Libre.
* Mínimo 3 lineas completas sin dialogo incluido.
Photobucket
Photobucket Photobucket Photobucket Photobucket Photobucket Photobucket Photobucket Photobucket
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Los Post~ !
Invitado ! Recuerda que hay un mínimo de 5 líneas COMPLETAS on-rol, sin diálogo incluido!Si es con dialogo, mínimo 8 líneas en total COMPLETAS
Últimos temas
» ¿El regreso de Aoi Bara?
Lun Ene 12, 2015 7:29 am por Minato Arisato

» Nightmares. {Tsubo}
Vie Ago 31, 2012 10:36 pm por Invitado

» Baby, are you down? {Misaki}
Vie Ago 31, 2012 3:02 am por Misaki Takahashi

» Una muy grata sorpresa (privado Akio (?))
Vie Ago 24, 2012 10:05 pm por Invitado

» Vacaciones con nissan y Tenma chan (?)
Miér Ago 22, 2012 8:38 pm por Invitado

» Registro de Fisicos
Miér Ago 22, 2012 3:57 am por Invitado

» De cuidador... (Priv. Kaze)
Mar Ago 21, 2012 10:05 pm por Kazemaru ichirouta

» Petición de Clases
Mar Ago 21, 2012 12:02 am por Invitado

» Paz y tranquilidad[Libre]
Dom Ago 19, 2012 12:20 am por Invitado

Hora Aoi Bara

Nightmares. {Tsubo}

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Nightmares. {Tsubo}

Mensaje por Invitado el Mar Ago 21, 2012 1:03 am

Me desperté dando un grito. Y me topé con una forma extraña y deforme, oscura, enfrente de mis narices. Eso no bajó mi terror, inconscientemente me encogí en el sitio y, poniéndome cara a la almohada, temblaba como una hoja, sin quitarme la sábana. No me percataba que estaba sudado y jadeando, hasta que pasado un rato, decidí deshacerme de la fina tela blanca. Tenía la camisa que utilizaba para dormir totalmente arrugada, y empapada. Fui recuperando la respiración, todo había resultado ser una terrible pesadilla. Y la forma que me asustó nada más abrir los ojos no era nadie más ni nadie menos que mi lámpara, situada encima de mi mesita de noche. Había conseguido calmarme, pero todavía tenía escalofríos. Pataleé hasta deshacer el nudo que tenía en mis piernas, impidiéndome levantarme. Si no lo hubiera hecho, creo que habría dado con mi cara en el suelo. Fue todo horrible… Todos mis amigos, incluyendo a Mo, morían delante de mí, los iban torturando uno a uno hasta que no quedaba vida en ellos, y yo, tenía que presenciarlo todo, sin poder hacer nada. La impotencia me invadió, sentía la cara húmeda. Ow. Creía que sólo había llorado en ese mal sueño… La limpié con la manga, y me obligué a mi mismo a mantener la compostura. ¿Cómo? Sonriendo y encendiendo la luz. Vi que no pasaban de las 3 de la madrugada. No me iba a volver a dormir, de eso seguro. Así que me levanté, observando el cuarto todavía vacío y sin compañero. Había sido imposible que me pusieran con mi mejor amigo, ya que era mayor de edad, y por lo tanto, tenía otra rosa, diferente a la mía, que era blanca. ¿La suya sería negra? Wah, ese color es muy oscuro… No me gustaba, probablemente al de tez morena mucho menos, debido al trauma que tenemos nosotros dos a los colores apagados, debido al maldito uniforme que portábamos en el orfanato.

Negué varias veces con la cabeza, incorporándome del blando colchón, deshaciéndome de todos esos pensamientos que tenía corriendo por mi mente. Al hacerlo, me topé con un espejo. Mi cabello azabache, siempre hacia arriba por la gomina, ahora estaba completamente revuelto, incluyendo la mecha verde. Me lo peiné un poco con los dedos, todavía estaba algo somnoliento. Pensé en cómo me iba a entretener. ¿A esas horas? No habría nadie… Aunque mi estómago habló por si mismo, rugiendo un poco. Me puse una mano encima, y comprendí que tenía hambre. Normal, con el cansancio no había cenado. Y el comedor siempre estaba abierto por lo que quisieras coger. Bien. Gente despierta no habría, así que no me arreglé demasiado. Tiré la camisa a una esquina cualquiera y cogí lo primero que vi en mi armario, que resultó ser la sudadera marrón que Mo me dejaba, ya que la consideraba muy suave y calentita. Volví a sonreír, poniéndomela encima. Me venía grande, obviamente. Las mangas me superaban bastante de la mano, y de largo, me cubría lo justo, para que mi ropa interior no se viera.

- Yep… Ahora una linterna. No quiero ir a oscuras después de esta pesadilla. –Me dije a mi mismo en voz alta.-

Y lo hice de esa forma, abrí un cajón de la mesa, y la encendí, dándome de lleno en los ojos, haciendo que parpadeara bastantes veces para no quedarme ciego. Ouch, eso me dolió… Ignorando esto, salí de mi habitación con ello encendido, apuntando al pasillo para no caerme y darme un golpe. Recordaba donde se encontraba el comedor, aunque para asegurarme miraba las paredes y leía las indicaciones. Con suerte, sabía japonés, mi idioma natal era el coreano, simplemente tenías que ver mis ojos y confirmarlo, por la forma de triángulo suavizado que tenían. No obstante, creo que soy mezclado, ya que no soy idéntico a un coreano. Pasé por la sala central de mi rosa, que me daba algo de yuyu, así, a semi-oscuras. En fin, después de mucho dar vueltas por el Instituto vacío, y descalzo, llegué al bendito lugar donde salía toda la comida. Pude suspirar tranquilo, entrando en él sin pensármelo dos veces. Me fui directo al sitio de noche, allí habían unas lámparas y unas sillas cómodas. Por poco doy botes de alegría, al sentir un poco de luz allí, todo oscuro, que de vez en cuando, hacía que un leve estremecimiento me recorriera la espina dorsal.

Anduve, y cogí un vaso, donde deposité leche calentita de la máquina, y añadí bastante chocolate con azúcar, como a mí me gustaba. Tras moverlo bien, volví a mi lugar del principio, y me senté, recogiendo mis piernas en ese confortable mueble, y agarrando la taza con la mangas de la sudadera, impidiendo que me quemara. Era todo tan agradable… Hasta que escuché un chasquido, como de una puerta abrirse y cerrarse. Enarqué una ceja, y dije, en voz alta.

- ¿Hay alguien ahí? –Me extrañaba. ¿Quién iba a haber por ahí a estas horas? Únicamente estaba yo. Así que ladeé ligeramente la cabeza hacia un lado, para toparme con una figura bastante alta, aunque difusa desde mi posición. ¿Sería un profesor? Oh dios no, quería quedarme allí...-

avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Nightmares. {Tsubo}

Mensaje por Invitado el Mar Ago 21, 2012 8:28 am

Suspire molesto dado que mi insomnio cronico no me dejaba dormir bien y tradaba horas en poder relajarme y descanzar bien ademas los medicamentos para esa rara enfermedad estaban agotados en la farmacia y en la enfermeria no habia aquello que le ayudara y busque en mi cajon unas pildoras para seguir despierto y no desmayarme del sueño y dado que mi compañera o compañero jamas aparecio me daba la libertad de deambular solo con un bocer puestro, dejando mi trabajado abdomen y pecho al descubierto viendose no solo mis tatuajes sino que tambien mis multiples cicatrices que recorrianmi cuerpo. Le di el biberon a Aizen como tambien a Sanbi y a Cherise suspirando de lado mientras el pequeño cachorro se habia dormido entre mis brazos y lo deposite en su canasto para que descansara siendo acompañado por el gato negro, y sonrei de lado ya que el minino siempre que podia cuidaba al lupino a pesar de que estos deberian odiarse a muerte mientras tanto Sanbi se subio por mi pierna y se ato en mi cuello como ella solia hacer cuando tenia frio y tras eso me puse una camisa delgada y un shorts mientras me peinabna un poco.

El rugir de mi estomago llamo mi distraia atencion y sabnia que debia comer algo antes de tomarse sus pildoras para el insomnio asi que dispuse mi marcha al comedor sabia que a estas horas estaba completamente oscuro y vacio pero la soledad ni la oscuridad era un problema para mi dado que estaba acostumbado a la oscuridad y mis ojos carmesies se dilataban para birllar casi e la oscuridad viendo un poco mejor que el resto de las personas pero aun me faltaba mas entrenamiento en esa rama. Despues de llegar al comedor fui directamente a la cocina y me prepare un emparedaro de atun y mayonesa como un zumo de naranja para luego irme de nuevo al comer pero una presencia me alerto mis sentidos asesinos mas cuando escuche esa voz pero me calme de inmediato al notar que era un alumno me acomode el cabello mientras la luz de la luna me iluminaba haciendo contraste a mi cabello platinado como tambien a mi piel palida y mis ojos como la misma sangre - wann que hace un alumno a estas horas de la n oche deberia castigarlo pero no estoy ni de animos y ademas tengo hambre wann - digo en un tono frio y autoritario sentandome frente al menor y comer los emparerados que habia hecho suspirando por lo bajo mientras comia en silencio pero sin quitar la mirada en el menor viendo sus reacciones por mi actual presencia en ese lugubre y solitario lugar.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Nightmares. {Tsubo}

Mensaje por Invitado el Mar Ago 21, 2012 2:36 pm

Al verlo a la luz de la lámpara, prometo que me asusté. No me equivoqué en mis teorías, era un profesor en toda regla. Pero muy curioso, su aspecto físico era fuerte, a mí me imponía además de su condición en esa escuela, su cabello, del color de la plata, y sus ojos, rojos como la misma sangre, que juro que cuando me miraron tenían un brillo asesino. Y después de la pesadilla que acababa de tener, eso no era nada bueno. Temblé ligeramente debajo de la sudadera, y llegué a recoger más las piernas en ese cómodo sillón. Yo era tan pequeño, que me sobraba, prácticamente, pareciendo un miserable cojín ahí arrebujado. Observé cada uno de sus gestos, parecía que él también tenía hambre, las razones por las cuales estuviera allí no las sabía y tampoco me atrevía a preguntar, obviamente no lo conocía y me daba bastante respeto. Bebí un poco de chocolate que tenía en el vaso, clavando mis ojos verdes en los suyos –que tampoco me quitaban el ojo de encima- y escuché sus palabras. Frío y autoritario, era de esperar en alguien como él… ¿Sería así de congelado con todo el mundo, o simplemente era una coraza para protegerse de los demás? Quizá, si llegabas a conocerlo mejor, se comportaría de una manera más cálida y amable, todo dependería de la primera impresión que le dieras. Y yo, allí, un alumno de 15 años, con una sudadera como única prenda, y a esas horas, no habría comenzado bien. Sin poderlo evitar, el miedo me invadió, al ver que la linterna que tenía al lado se había quedado sin pilas, y que tendría que volver solo y sin luz a mi habitación, utilizando como ayuda las paredes. Y con ese mal sueño, imaginaría monstruos allá donde no los hubieran, y por ello amenazaba con soltar un sonido lastimero, que reprimí mordiendo la taza, sin tomar otro trago. Por mucho que no me fuera a castigar y sintiera un poco de alivio por ello, continuaba sintiendo un pánico irracional, que intentaba ocultar como podía, aferrándome al vaso con el chocolate caliente, todavía sin beber otro trago. Me había quedado atorado en el sitio, mirando los ojos carmesíes.

- D…disculpe profesor, tuve una pesadilla y ayer no había comido nada en todo el día, aparte de agua. –Me encargué de contarle, tenía mis motivos para encontrarme allí.-

Si en la cafetería se hubiera encontrado mi mejor amigo, probablemente, al verme estas pintas y temblando un poco en el sitio, hubiera corrido a abrazarme. Lo que daría por un abrazo en esos momentos, creía que los efectos del mal sueño se habían pasado, ahora me daba cuenta que no era de esa forma, había estado engañándome a mí mismo para que no tuviera miedo. Ahora, delante de ese señor, lo tenía. Aun así, sonreí un poco, apartando todos esos pensamientos de mi mente, y bebiendo del chocolate calentito que tenía entre mis manos, aliviándome la sensación de frío que tenía en mi interior, y al instante sintiéndome muchísimo mejor. No me percaté de que con esto podría mancharme los labios, tampoco me importaba. Volví a mirar con mis ojos esmeraldas los gestos del mayor, que estaba comiendo… ¿Emparedados? Tenían buena pinta, aunque no me quedé mirándolos con cara de perrito necesitado.

Ladeé un poco la cabeza de un lado a otro, tenía una duda revoloteándome por la cabeza, y como no podía quitármela de allí, no tuve otro remedio que se me escapara de mi boca prácticamente sin pensar, porque si lo hubiera pensado dos veces, habría tartamudeado como en la frase anterior. Volví a aferrar la taza entre mis manos cubiertas por las mangas, y cambié de posición, estirando las piernas en el sillón, y dejándolas a la vista, dando a entender que no llevaba pantalones, simplemente esa mera prenda. Dejé el tazón en la mesa, y apoyé las manos entre mis muslos, en medio, haciendo presión en el cojín que tenía debajo, impidiendo que se me viera la ropa interior con este gesto.

- ¿Les va a contar a los demás profesores de mi presencia aquí? –Pregunté curioso, con tono suave dejando claro que no pretendía ofenderlo con ninguna de mis palabras. Mordiéndome el labio inferior, esperaba su respuesta.-

avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Nightmares. {Tsubo}

Mensaje por Invitado el Mar Ago 21, 2012 3:26 pm

Chasquee la lengua al tener su mirada esmeralda fija en mis ojos no era que me molestaba que me miraran sino lo que me molestaba era lo que reflejaban esos ojos del menor algo que en mi juventud siempre lo hacia y era e miedo. Suspire por lo bajo mientras lo seguia observando con un tinte de curiosidad pero sin dejar ese halo de frialdad de mi persona, descubri mi camisa para que se dejara ver mi fisico no como una forma de coqueteo sino por aquella serpiente escurridiza se movia demasiado entre mis ropas y regreseo a mi cuello atandose con algo de fuerza, suspire y la acaricie para darle carlo y de inmediato se calmo relajando el firme agarre de mi cuello y eleve una ceja al escuchar de que el menor habia tenido pesadillas y mi mente volo en los recuerdos sabiando que antes tenia muchas pesadillas una peor que la anterior y esa era una de las causantes de mi insomnio cronico -[color=red] mhhh creo que esta bien si bebe chocolate le levantara el animo por su pesadilla pero una recomendacion deberia estar al lado de alguien conocido si no quiere sufrir por mi parte he de confesar que siempre deambulo por las noches -[/color[ dije en un tono ya mas ameno tomando el vaso con el zumo y tomarlo por completo para luego tomar mi plato y sentarme al lado del menor y abazarlo solo un poco aunque en ese momento era un cubo andante de hielo odiaba que le tuvieran miedo mas ver a uno de sus alumnos que le temiara a algo mas simle que la oscuridad y o si que estaba acostumbrado a ella demasdiado tiempo en las tinieblas acostumbro mis ojos a ver con poca luz aunque podia salir al sol ero con uno lentes negros.

Gruñia al notar que menor no portaba ropa por debajo de su cintura y le di un suave sape en la cabeza como gesto de reprimenda, una cosa era levantarse por hambre y otra era venir casi desnudo a un lugar solitario donde en cualquier rincon podria aparecer un pervertido como me pasaba en aquel instituto que marco mi vida para siempre -[color=red] dobe no debes ir por ahi con esas fachas la proxima vez ponte algo mas de ropa tsk y no, no tengo motivos para hacerlo relativamente no has hecho nada malo por estar despierto a estas horas de la madrugada pero eso si terminas de comer y a la cama .... come de mis emparedados si quiere y soy el profesor Tsubo para su informasion -[/color^ dije en un tono muy ameno suspirando por cuarta vez en el dia y abrazando mas al menor sentandolo en mi regazo y tomando una manta que habia encontrando detras del sofa y tapar sus piernas como algo de su cuerpo por su parte Sanbi ni se habia despertado con todo el movimiento que habia causado ni siquiera por el doble calor que estaba siendo sometido y le revolvi un poco el cabello del menor tras atar con una liga negra mi cabello al estilo cola de caballo y desviar mi mirada hacia la hermosa luna llena que se alzaba frente a nosotros esperando que el joven menor hablara nuevamente.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Nightmares. {Tsubo}

Mensaje por Invitado el Mar Ago 21, 2012 7:33 pm

Ladeé la cabeza hacia un lado, viendo mejor como el adulto se desabrochaba la camisa y dejaba al descubierto su físico. Que por cierto, había que añadir que se notaba que se cuidaba… Al sorprenderme pensando eso, reproché mi vocecilla interior, aquella que me hacía meditar ese tipo de cosas, y solía ser algo pervertida, la muy… Sentía que tenía algo en su cuello, y se movía, así que un collar no era. Al entrecerrar la mirada un poco más, me fijé que era una serpiente bastante rara, mis ojos se iluminaron de interés, siempre me habían gustado todo tipo de animales, y aquel no se iba a quedar atrás. Me picaba la curiosidad. ¿Por qué lo llevaría consigo? ¿Cómo lo consiguió? ¿Y donde…? Agité la cabeza, logrando quitármelas de la sesera, quizá si lo llegaba a conocer un poco mejor podría hacerle unas cuantas preguntas, hasta el momento no lo consideraba de buena educación. Volví a fijar mis ojos verdes en los suyos, escuchándole hablar con esa voz, suave a la par que autoritaria, recordaba al padre que nunca tuve, y seguía dándome respeto. No sé porqué, era un hecho que no podía explicar. Ante sus palabras, asentí repetidas veces con la cabeza, dándole a entender que comprendía lo que me estaba diciendo, aunque en realidad ya lo sabía de antes. En el orfanato antiguo en el cual iba, solían decirme que si tenía pesadillas o insomnio era bueno tomarse algún dulce, como era el chocolate. Sus últimas palabras de la frase me hicieron enarcar una ceja. ¿Eso era una indirecta? Con suerte mi gesto no se vio, mi cabello negro y revuelto cubría gran parte de mi frente en esos momentos. Como si hubiera hecho alguna ‘travesura’. Pero yo no era tan sucio, todavía me mantenía en mis 15, nadie se había sobrepasado conmigo ni esperaba. Tampoco un mísero beso, únicamente en la mejilla y de Mo, en los momentos de mayor afectuosidad que teníamos. Y el mayor, terminándose el zumo que tenía, se acercó a mí, sentándose a mi lado, y tras ello, lo que menos me esperaba. Un abrazo. Reaccioné abriendo los ojos por completo, aun así, fui discreto y no descortés, posé mis manos encima de los brazos contrarios y los aferré suavemente, sintiendo el calor que emanaba su cuerpo.

- ¡Aghk! –Solté al sentir como me golpeaban la nuca con rapidez. Como gesto instintivo, me llevé una mano a la zona y la froté repetidas veces. Ante sus palabras, con tono reprobatorio, sentí como el calor se arremolinaba en mis mejillas, a modo de sonrojo, de pura vergüenza.- Lo siento profesor… Pero con el hambre no fui conciente de mis actos. –Me disculpé con un leve puchero que curvaba mis labios. Volví a asentir ante sus palabras, intentando que se me quedaran todas en mi cabeza- G-gracias… Y mi nombre es Glitch, profesor Tsubo.

El mayor con facilidad me colocó encima de su regazo, normal, era alguien de peso pluma, cualquiera podía cogerme con insultante poca fuerza. Tapó mis piernas con una manta, hecho que agradecí silenciosamente, entre el calor que daba la sudadera, la tela, y el cuerpo del profesor, me encontraba bastante a gusto. Cogí uno de sus emparedados con las dos manos, y empecé a mordisquearlo poco a poco, como un ratón, y volviendo a recuperar mi sonrisa de niño pequeño, notando su mano revolviéndome un poco más mis cabellos azabaches. Posé mi mirada en su perfil, que era alumbrado por la luz de la luna, y mordí levemente mi labio inferior mientras tragaba. No sabía si decírselo, otra vez esa maldita indecisión me invadía. Pero era la verdad, no me iba a atrever a irme de nuevo, sin compañía, a mi habitación, deseaba tener a alguien cerca, y Tsubo me comentó que el también deambulaba por allí en las noches… Al final, logré tartamudear.

- H…haré todo lo que me ha dicho, p-pero… Al terminar, ¿podría acompañarme a mi habitación? A mi linterna se le han acabado las pilas y me da bastante miedo andar solo y a oscuras, sin nadie que me haga compañía. –Susurré en tono lastimero, mi cara tornándose en una de un cachorro abandonado debajo de la lluvia, simplemente de pensarlo me daba escalofríos. Mordisqueé tímidamente la comida que tenía entre mis manos.-

avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Nightmares. {Tsubo}

Mensaje por Invitado el Mar Ago 21, 2012 9:49 pm

Me quede pensantivo viendo aquella odiada como tambien amada luna quein fue la causante de mis desgracias como tambien de mis felicidades , siempre la admiraba cuando me senti algo mal como tambien me gustaba apreciar la belleza palida de su luz que contrastaba contra mi palida piel, le sonrei al menor cuando este se acomodo mejor en mi y una risa tenue se escpo de mis labios al verle comen de esa manera tan curiosa como chistosa dado que me agredaba el menor a pesar de que sentia una gran diferencia de edades entre nosotros como tambien note lo delgado y liviano de este - es un gusto conocerle gli.chan wann a parecer haz visto a mi pequeña sanbi es una cobra alvina y generalmente la veras en mi cuello ya que al parecer en la zona mas calida de mi cuerpo wan - comente acariciando mas su cabello recostandolo y acomodandolo mejor en mi regazo suspirando por lo bajo y onrei un poco mas por aquel sonrojo tenue de sus mejillas.

Volvi a suspirar porque el efecto de los somniferos esaba surtiendo efecto y gracias a la luz de la luna no se notaban mis pronunciadas cejas ni tampoco las cicatrces que abarcaban todo mi cuerpo a menos de que el menor tocara aqeulla suave pero percudida piel que yo poseia en ese tiempo y solo asisti ante el menor a mi tampoco me gustaria estar solo aquella noche dado que en mi infancia en el orfanato que alguna vez vivi tenia un cuarto para mi solo y era porque yo era diferente al resto mi cabello y mis ojos rojos daban un aspecto enfermiso de mi persona como tambien los que me cuidaban me sobre protegian ya que yo era el blanco perfecto para todo tipo de insultos y humillaciones porque en ese tiempo evitaba los conflictos hasta aquel fatidico dia en que le di la golpiza de su vida a mi abuson personal y hui del orfanato pero sacudi mi cabeza para borrar aquello que me molestaba - vale peke wann por cierto aunque no lo paresca tengo sangre italiana pero se mucho de mi lengua natal como tambien el japones como otras lenguas mh.... tu dime cuando partimos gli.chjan yo estoy a tu disposicon no voy a dejar a un alumno solo aqui en la oscuridad wan - dije en un tono serio y frio abrazandote mas a mi y darte un beso en tu frente como en tu mejilla esperando a cargarte en mi espalda y llevarte hasta tu habitacion.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Nightmares. {Tsubo}

Mensaje por Invitado el Mar Ago 21, 2012 11:03 pm

Seguí la mirada de Tsubo, se dirigía a la luna, que se apreciaba perfectamente gracias al cristal transparente de las ventanas. Era preciosa, llena, y tan ensimismado me quedé observándola, que me quedé a medio emparedado. Reaccioné y continué comiendo como cual ratón, era una forma perfecta para disfrutar del sabor, poco a poco y sin devorar, siempre solían hacerlo, en cambio yo no. Mi peso liviano se debía a lo poco que comía, y si me hartaba, nunca engordaba. Era gracias a que todo lo que tenía en el estómago, lo quemaba con mis pasos de baile, todas las coreografías que ensayaba concienzudamente repetidas veces hacían que me mantuviera en forma. Era uno de los bailarines más jóvenes, todo el mundo me sobre valoraba y creían que lo iba a hacer de pena. Y eso era mi punto de ventaja sobre los demás. Me alegró ver al mayor sonreír, y también soltar una risa leve por mis gestos a la hora de comer. Quería romper esa barrera de hielo que tenía, que fuera tal y como era, y que cogiera confianzas conmigo. Solía ser mi meta cada vez que conocía a una persona que me gustaba. Me funcionaba, con mi carácter natural, ya lo hacía prácticamente todo. Cuando escuché sus palabras acerca de la cobra albina, abrí un poco más los ojos, delatando lo que realmente me interesaba, y sin preocuparme en ocultar mis emociones. Así era de impulsivo, pensé, mientras me acercaba lentamente al cuello ajeno, para poder observar mejor el reptil tan curioso que tenía en su cuello. Mi mano se quedó a mitad camino, flotando en el aire y a unos palmos de su piel. Sanbi, estaba a gusto en el sitio, ella tenía su cuello, y yo, mientras tanto, tenía su regazo. Le dediqué una mirada de desafío a la serpiente mientras le sonreía, el animal no me hizo nada, en el momento que toqué su cabeza con un dedo, cauteloso de no hacer ningún gesto que molestara al profesor. Porque obviamente, lo había conocido hace un rato.

- Sanbi es impresionante, me gusta esa serpiente. –Comenté siendo sincero, y al sentir como volvía a tocarme de nuevo el cabello, sin poderlo evitar ronroneé como cual gato, dejando que me acomodara mejor encima suya, yo le ayudaba arqueando ligeramente la espalda, y posicionando la cabeza en una almohada cercana, teniendo desde mi cintura para abajo apoyada en su regazo. Esperaba que mi peso no resultara un inconveniente- Mew~ Tsubo-kun. ¿Tienes más animales con ella? Me encantan los animales.

Continué mordiendo la comida que tenía en un mano, con la otra, de manera inconsciente, acaricié un mechón sobrante de sus cabellos albinos, teniéndolos suaves entre mis dedos, sedosos. Me gustó la sensación, jugueteaba con ello como si fuera un juguete nuevo, aunque de vez en cuando mi mirada se desviaba hacia sus ojos carmesíes, perdiéndome unos breves instantes en ellos, como dos mares. Él, en el momento en que sintió mi mirada, y volteó la cabeza para mirarme, dos remolinos rojos se reunieron en mis mejillas, esta vez de una manera más intensa que la anterior. Acabé fijándome en el emparedado, como si fuera la cosa más interesante del mundo, hasta que me la terminé. Ya satisfecho, escuché sus palabras, también su forma de llamarme. ‘Peque’. No me gustaban esos términos, los consideraba ofensivos, aunque en Tsubo, lo notaba muchísimo mejor, era más bien como un mote cariñoso. Sonreí infantilmente, de nuevo.

- ¿Italiano? Wah, eso suena maravilloso. –Ladeé ligeramente la cabeza a un lado, él no era el único que sabía otros idiomas- Gyosu. (Profesor) Mis ojos delatan que soy coreano, aunque creo que no del todo. No conocí a mis padres para confirmarlo. –Comenté, mordiendo el interior de mi mejilla, aún sin dejar que la tristeza de que me hubieran abandonado me invadiera. No señor, eso era agua pasada-

No dije nada acerca de sus últimas palabras, tampoco hice un gesto indicando que lo había entendido. Lo dijo en un tono serio y frío. ¿Por qué ahora no me veía tan intimidado como antes? Resultaba curioso. La causa de mi perplejidad, fueron los últimos gestos que tuvo conmigo. Me abrazó nuevamente, y me besó tanto mi mejilla como frente, hecho que impidió que el sonrojo de momentos antes desapareciera. Para dar a notar que estaba vivo, me incorporé un poco, volviendo a sentarme de lleno en su regazo, y le correspondí a su abrazo rodeando su cintura con uno de los míos, apoyando mi cabeza encima de su pecho, que resultaba estar bastante caliente. Tanto, que me agradó. ¿Serían las horas? Ni idea, pero estaba muy mimoso.

- Cuando me termine el chocolate… Partiremos a mi habitación.~

avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Nightmares. {Tsubo}

Mensaje por Invitado el Miér Ago 22, 2012 12:24 am

Sonrei de medio lado dado que sanbi no atacao al menor cuando este le habia tocado y no me era de extrañar dado que ella no atacaba sin motivo o antes edebia sentir que aquella persona era peligrosa para mi persona. Sonrei de medio lado cuando este se estiro y se comporto como un pequeño neko lo cual era gracioso pero curioso a la vez , pase mis manos delicadamente por su cintura y su pecho palmeandolo y verle de lado porque se notaba que era muy delgado y como tenia conocimientos en medicina podia detectar signos de anorexia o desnutricion - wann que delgado eres peke estas comiendo bien no? Y si tengo mas animalitos y como mi compañero de cuarto jamas aparecio vivo con ellos tengo un gato negro y un cachorro de lobo - dije en un tono alegre por tocar aquel tema que tanto me gustaba ya que tambien era un amante de los animales y fiel cuidador de ellos teniendo una historia peculiar para cada una de mis mascotas ligada mucho a mi pasado .

Suspire de lado nuevamente por el cansanio que tenia y gire mi rostro pra ver al ojiverde y sonrie por el sonrojo tierno que teni y bese otra vez su frnte dejando que tocara mi sedoso cabello mientras yo jugaba con su mecho de elo verde sabiendo que era teñido pero de igual manera me gustaba como se veia en el menor pero habia tocado un tema que al parecer compartiamos bastante bien y pokee tus mejillas para quitar ese gesto de tristeza que intentabas ocultarme en vano ya que yo ya lo habia visto y notado - wann pues ese tema lo hemos de compartir peke ambos somos huerfanos wann aunque no los creas y no no quise conocer a mis padres por que de seguro los maldiciria antes de hablar con ellos- mascute por lo bajo enfirando mi antescalida mirada viendo a la luna y que el menor no viera eso que tanto odiaba ya que apesar de ser un tema del pasado aun dolia en el presente no tanto como años pasados en ese lugubre instituto en el que estuve. Te quede viendo ya mas calmado y suspirando por lo bajo tras asistir con mi cabeza antelo que me decias y el sueño ya me estaba empezando a molestar no deseando descanzar para poder conocer mas a ese curioso alumno que tenia frente a mis rojizos ojos.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Nightmares. {Tsubo}

Mensaje por Invitado el Miér Ago 22, 2012 1:29 am

Encima suya, mantenía los ojos algo entrecerrados, observando a mi compañero de manera sutil, sin que pareciera que lo estaba mirando fijamente, sería de mala educación aquello, y ser maleducado no era algo que me caracterizara. Y más teniendo a ese orfanato de las narices como regidor de la orden. Me gustaba mirarlo, era algo que todavía seguía sin poder explicar. Volví a arquearme con facilidad al sentir sus manos, palmeando mi cintura y pecho, comprobando algo que todavía no me había comentado. Cuando noté que ya paró, relajé la postura, y la cambié al completo. Me quité la manta de las piernas, dejándolas al descubierto y sin importarme que Tsubo las mirara, al fin y al cabo, después se encargaría de cargarme para llevarme a la habitación. Estiré la sudadera para que cubriera mi ropa interior, y me abrí de piernas, para sentarme en su regazo de nuevo, y teniéndolas flexionadas a ambos lados de su cuerpo. Así, podía mantener el contacto visual con él con facilidad. Aunque, me giré levemente para coger el chocolate, en un gesto que podría parecer desde cierto punto de vista complicado, todo se debía a la elasticidad que poseía. Puse el tazón entre mis manos, ahora no quemaba, por lo tanto me arremangué las mangas de la sudadera, y saqué levemente la lengua, y le guiñé un ojo al de cabellos plateados. Mi mirada verde, indicaba que si le incomodaba la posición, podía cambiarme rápidamente, no le costaba nada cogerme de la cintura y bajarme. Pero que decir, esa postura me gustaba, ya que tenía contacto visual con el profesor, y podía estar cómodo sin que me supusiese un problema. Tampoco al que estaba debajo, debido a que no sabía si llegaba a los 55 kg. Di un pequeño sorbo al chocolate, la taza indicó bien: No quemaba. Me relamí los labios antes de decir palabra.

- Como mucho, simplemente que por el baile que hago no se nota demasiado. –Comenté, flexionando más las piernas y pudiendo apoyar una mano en el cojín de al lado, porque unos pasos atrás y podría caerme.- Un gato negro y cachorro de lobo… Adoro a estos últimos, soy bastante de perros.

Y en este caso, advertí un tono alegre en la voz del profesor, hecho que no me pasó desapercibido. Y eso me hizo feliz a mí también, que era un amante de los animales como yo, pero que no tenía ninguno debido a que vivía en las calles y no hubiera podido darle el cuidado necesario. Cerré los ojos, notando de nuevo sus labios besando mi frente y acariciando mí cabello, concretamente la mecha verde que tenía. Sí, era teñida, aunque era para ir a conjunto con mi conjunto de baile y mi nombre, que significaba ‘fallo técnico’ en inglés. Un tipo de baile, no sé si me explico… En fin, sus manos golpearon suavemente mis mejillas, dándoles color casi de manera natural. Abrí mis ojos esmeraldas cuando lo escuché hablar. Me sorprendió que él también hubiera pasado por lo mismo que yo, una persona huérfana desde nacimiento… Nunca había tenido el placer de hablar con una, me sentía un incomprendido de la vida por ello.

Una sensación agradable me invadió, y quizá por ello, di otro sorbo al chocolate y lo dejé de nuevo en su sitio original, sin terminármelo todavía, pero es que no podía hacer lo que pensaba con eso en la mano, se lo tiraría por encima y eso es algo que nadie le hubiera gustado ver, ni siquiera yo, que de vez en cuando hago bromas o travesuras a los demás. Lo abracé, era una persona bastante impulsiva, me dejaba llevar por mis sentimientos y después pensaba de lo que había hecho, no lo podía cambiar, ni el orfanato me lo había quitado de mi interior. No sabía si el albino se lo habría tomado bien o no, esperaba que de la primera forma… En vez de ser un abrazo convencional, yo le rodeé el cuello con ambos brazos, con cuidado de no dañar ni despertar a la serpiente que descansaba sobre sus hombros, no quería parecer una persona no apta para encontrarse a su lado. No era peligroso. En esa postura, aspiré su aroma, era profundo… Y embriagador. Intenté que las palabras que tenía en mi cabeza no se fueran volando.

- Yo nunca los he conocido, así que no soy quién para saber porqué me abandonaron… Pero en fin. –Solté un suspiro cerca de su oreja, que era prácticamente mi posición actual, debido a que no me había soltado del abrazo. Me gustaba.- Nunca he conocido a nadie que fuera huérfano como yo… No veas lo que me ha alegrado ver a alguien que me comprenda en ello. –Hice una pausa, separándome del agarre- ¿Te sentó mal el abrazo? Soy muy impulsivo. -Murmuré, rascándome la mejilla con un dedo-

avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Nightmares. {Tsubo}

Mensaje por Invitado el Miér Ago 22, 2012 8:21 pm

Una pequeña risa se escapo de entre mis labios al contorcionarse de esa manera tan estrabajnte pero eso solo despertaba mas curiosidad mas cuando me dijo que el era un bailarin y eso era un detalle interesante de reconocer del menor - wannn jeje que interesante peke sabes pareces una linda hebi (serpiente) cuando te mueves wann - dije a un oido tras el guiño picaro que me habias hacheo y que de seguro haria que tus mejillas se ruborizaran con mis palabras y antes de que dejaras la taza en su lugar , la tome y bbi del mismo lugar por donde tu lo habias tomado y la deje en su lugar.

Me ruborice levemente por el abrazo a mi cuello y una risa nerviosa salio de mis labios y revolvi tu cabello con afecto y negando con mi cabeza ante tu pregunta - para nada no me molesta solo es que me tomaste por sorpresa wann y con respecto a lo de ser huerfano yo yambien me siento honrado de conocer a alguien que sufri casi lo mismo que yo pero .... yo lo sufri mucho peor peke - comente por lo bajo y tome tus manos posandolas en mi pecho y delinear con ella cada una de las cicatrices que portaba en mi parte delanter como tambien las que teni en mi firme espalda para luego quitarlas de hay y quedarmele mirando mientras sanbi quien se habia despertado, vio con sus ojos amarrillo al menor sisear levemente y pasar de mi cuello a mi platinado cabello mientra mi se me cayo una gota de sudor de mi sien - te he e confesar algo pero esto quedara entre nosotros dos vale? .... yo a la edad e los 15 años me converti en un Hitman o como le dicen ahora un asesino a sueldo por eso es uno de los motivos de mis cicatrices sin contar las torturas y mhhh bueno los abusos que sufri en el orfanato por miis ojos rojos y mi cabello pero bueno es historia del pasado ya cuentame la tuya que debe ser mas interesante que la mia - dije el discurso en un tono melancolito para luego volver a fijar mi mirada tomandote de la cintura y cargandote en mi espalda dispuesto a llevarte a tu habitacion y terminar la charla en tu habitacion dado que yo estaba somnoliento y dudaba que durara mucho tiempo mas resistiendo el sueño que poseia y ademas aun no se hacia de dia y ya estaba pensndo en que dar mientras tu me dirigias a tu cuarto y te deposite en tu cama con sumo cuidado y besar tu frente.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Nightmares. {Tsubo}

Mensaje por Invitado el Miér Ago 22, 2012 11:53 pm

Tenía la típica sonrisa de infante en mis facciones, curvando mis labios. Estar a su lado, y no solo en ese tétrico comedor, que parecía ser una de las decoraciones de Halloween a esas horas de la noche. Aunque, gracias a la luna que entraba por la ventana, era una gran ventaja, y lo hacía todo mucho más llevadero. Escuché su comentario acerca de mis movimientos, y me agradó que me llamara ‘linda serpiente’, lo veía un halago de lo más natural… Si no me lo hubiera dicho al oído. Tan cerca, que provocó que un escalofrío me recorriera la columna vertebral, descendiendo, y que un rojo carmín volviera a invadir mis mejillas. Ese gesto tendría que ser permanente en mí, no sabía como lo hacía ese gyosu pero me provocaba con cada palabra o movimiento que realizara conmigo. Observé el gesto de cogerme la taza antes de que pudiera ponerla en su lugar de nuevo, y como se la llevaba a la boca por el mismo sitio, idéntico, de donde yo bebía. ¿Era eso un beso indirecto, como solían llamarlo? Esto me hizo morderme el labio inferior levemente, poniéndolo un poco más rojo de lo habitual. Me separé completamente del abrazo al escuchar su risa nerviosa, y por ello atisbé en sus mejillas un imperceptible rubor. Wah, ¿yo había provocado eso con un abrazo? Pasé la yema de mi dedo por encima de la piel de su cara, sin decir palabra todavía, y lentamente por si acaso le sentaba mal que tuviera esas confianzas con él. Al fin y al cabo, nos habíamos conocido… ¿En una hora, tal vez? No había reloj y el tiempo pasaba volando. Dejando esos pensamientos a un lado, volví a notar su mano en mi cabello, revolviéndomelo y poniéndolo seguramente como un huracán, y un mechón de pelo me cayó entre los ojos, tuve que apartarlo mecánicamente de un bufido, tras ello ronroneando. Comenzaba a gustarme que me tocaran el cabello, lo consideraba… Reconfortante. Me centré en sus ojos para cuando pareció ponerse algo serio, debido al tema de los huérfanos.

Me encogí ligeramente al escuchar que él lo había pasado mucho peor que yo, y la preocupación invadió mi mirada, y con ello mi expresión facial, sin poderlo evitar u ocultar. El de cabellos plateados me cogió de las manos, y las posó encima de su pecho, moviéndolas por mí, pudiendo tocar con esto su piel, que era bastante tersa en diversos puntos, aunque se notaban las hendiduras leves que indicaban las cicatrices que tenía. Curvé mis labios hacia abajo, no sabía de su asunto, y dejé caer mis brazos a ambos lados de mi cuerpo, mirando sus ojos rojos, ahora con interés debido que comenzaba con un “Te he de confesar algo, pero esto quedará entre nosotros dos, ¿vale?” Asentí imperceptiblemente con la cabeza, dándole a entender que tenía mi palabra. Abrí los ojos bastante perplejo, a mi edad se convirtió en un asesino a sueldo, y en el orfanato en el cual le ingresaron abusaban de él por su aspecto diferente.

- Eso fue horrible… -Dije en apenas un susurro, de manera sincera, no eran palabras vacías las que se escapaban por mi boca, las comprendía a la perfección porque mi situación había sido parecida.-

Dejé que me cogiera de la cintura y me subiera a su espalda, ante ello, rodeé su cintura con las piernas y le cogí por debajo de los sobacos, entrelazando mis manos en su pecho, para no caerme. Tenía mi cabeza apoyada en su cuello, y todavía no dije nada acerca de mi historia porque esperaba llegar a mi habitación, a la cual llegamos gracias a las indicaciones que le daba. Al estar dentro, me apoyó encima del colchón, besando mi frente. Como vi que pensaba sentarse en una silla, lo retuve por la muñeca, y estirando suavemente, le obligué a que se pusiera a mi lado en mi cama. Estaba sentado como un indio ahí encima, y la única luz que nos iluminaba era la de la luna, que entraba perfectamente gracias al enorme ventanal. Sentía que mis ojos verdes brillaban en la oscuridad, por motivos desconocidos. Cogí aire, resumiendo toda la historia en mi mente antes de hablar.

- Ingresé en un orfanato, como tú, pero era bastante gris, el uniforme, todo era de la vieja escuela. Tenías que hacer lo que te decían o si no recibías tu merecido castigo. –Bajé la mirada hacia mis manos, que se movían inquietas encima de la sudadera- Y de mí… Digamos que se burlaban, porque era el único chico que no cumplía todos los requisitos que los demás tenían. Vamos, era listo, bajo y delgaducho, además de que mis ojos no eran redondos, sino parcialmente rasgados. Eso me ocasionó agresiones, depresiones, y en bastantes casos intentaron abusar de mí. –Un escalofrío atemorizado me recorrió de nuevo, de pensarlo- No lo lograron, salía corriendo antes de que pudieran ponerme una mano encima. Hubo un día, que me culparon de un delito que no había hecho, y me pasé una semana en una especie de calabozo, húmedo y con unos grilletes enganchados al suelo. –Ahora temblaba sin remedio, como si tuviera frío- Gracias a dios, encontré a un único amigo con el cual me escapé. Vivimos en las calles, ganándonos el dinero con nuestros bailes callejeros, y con suerte, ahorramos para ahora, estar aquí.

Solté todo el aire, abrazándome a mí mismo. Habérselo contado a alguien resultaba agradable, aunque… En cierto modo me había traído recuerdos nada gustosos.

avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Nightmares. {Tsubo}

Mensaje por Invitado el Jue Ago 23, 2012 4:17 pm

Di un intento de sonrisa cuando este habia escuchado y sentido mi historia de vida aunque aun faltaba mucho por revelar aunque a pesaer de tener confianza en el eso era algo muy negro mucho mas que cuando fui un hitman, habia visto de todo en el instituto en que me habia internado como becado y como tal era discriminado por la clase alta como tambien con aquellos corruptos guaridas que nos 'cuidaban" aunque yo a pesar de todo eso no perdia mis mañas de ladron y hasta de escapista en ciertos casos como tambien un enemigo despiadado en lo que representaba a una lucha cuerpo a cuerpo o con armas de todo tipo, sacudi mi cabeza nuevamene tras quedarme tan pensativo y sentir ese abrazo mientras lo llevaba sacandome una tenue sonrisa mientras ibamos a su cuarto.

Me sente a su lado mas por la obligacion que por otra cosa y me le quede mirando con suma seriedad sabia que el me contaria mas hacerca de el y me quede levemente sorpredido por lo que me contaba y lo abrace con fuerza a mi pecho al verlo en ese estado tan vulnerable ardiendo de ira por aquellos que lastimaron al joven castaño pero me detuve no deseaba que el menor se asustara por mi mirada asesina y ademas debia calmarme por ello para luego suspirar en su cuello y besar su frente - algo en ti me lo decia peke aunque no esperaba eso mhhh... juro que te cuidare desde este dia gli.chan soy alguien de palabra y odio romper promesas y hasta ahora no he roto ni incunplido ninguna mhhh debere enseñarte a defenderte solo y creo que algunas de mis tecnicas te ayudaran a mejorar tus coreografias peke -dije eso ultimo algo entusiasta apesar del sueño que me estaba dando ademas del calor que el menor desprendi y aun abrazado lo recoste encima mio y taparlo con sus sabanas no estaba soportando el no caer en loos brazos de morfeo por lo que antes de que me durmiera comence a cantar lamiendo aquellas lagrimas rebeles que rodaban de tus ojos de esmeralda y esperando de que con mi cancion y las caricias que te daba pudieras calmarte y tambien para poder que ambos conciliriamos el sueño cerrando mis ojos en el proceso de cantarle.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Nightmares. {Tsubo}

Mensaje por Invitado el Jue Ago 23, 2012 11:44 pm

Mis ojos verdes se opacaron, perdiéndose en el pasado, y en vez de recordar todas las cosas buenas que me pasaron con mi mejor amigo, únicamente me venían las peores. En esos momentos creía que no tenían importancia, ahora me daba cuenta de lo mucho que hería cada daga de aquellas. Lo camuflaba todo con mi comportamiento infantil e inocente, porque no quería repetirlo, quería centrarme en lo que quería, y no vivir más problemas, por mucho que fuera un acto cobarde, quería pasar así el destino, aún a sabiendas de que éste me podría piedras por el camino. Era joven, y obviamente, todavía me quedaba mucho… Sin poderlo evitar, unas lágrimas silenciosas se deslizaron por mis ojos, manchando mis mejillas, y resbalaron hasta caer por mi cuello, yo no pude hacer nada para retenerlas, alo mejor me hacía falta aquello. Y me invadía el bochorno, nunca había llorado o me había mostrado débil delante de nadie, mucho menos de alguien que había conocido esa misma noche, que vamos, nos unía un hilo que de momento no estaba bien forjado. De todas formas, había aprendido mucho de él, me comprendía mucho mejor de lo que yo podría a mi mismo. Lo había pasado peor, a mi edad se convirtió en asesino, hacían que su vida fuera imposible por simplemente su aspecto, y probablemente muchas cosas más oscuras que se habría guardado para sí. Agaché la cabeza, mi cabello rebelde y negro me cubría el rostro, y estuve tentado a pasarme las manos por la cara para que no me las viera, temblaba y me veía en una situación deplorable. ¿Quién querría verme de esa forma? Únicamente Mo y Bodie, pero ellos no estaban a mi lado en esos momentos. Sentí como algo se encogía en mi interior, y de las irrefrenables ganas que siempre tenía de buscar compañía. Era para llenar ese vacío que poseía en mi interior. Que se me abrió al descubrir el poco interés que mostraron mis padres en mí, para dejarme debajo de un puente cualquiera y con un día de perros, lloviendo a cántaros. Antes de que mis pensamientos se volvieran cada vez más oscuros, sentí unos brazos rodearme.

Con fuerza, parecía que no quería soltarme. Mis ojos se abrieron al máximo, teniendo mis manos aprisionadas entre mi cuerpo y el suyo, sin poderme mover, el único gesto que pude hacer fue levantar la mirada hacia su cara, que por un momento desvió la mira para que yo no pudiera ver la ira que tenía en sus ojos, y que en cierto modo, me impresionó. Dejé que me besara la frente, al fin y al cabo, ya me había acostumbrado a ese tipo de ademanes que tenía el mayor. Sus palabras no se quedaron atrás, me calaron muy adentro, haciéndome imposible el habla por unos instantes. No dejaba de mirarlo a los ojos, decían que estos eran la puerta del alma y tal vez tuvieran razón. Veía que lo decía completamente en serio. Me sacó una sonrisa algo decaída, leve, aunque sobretodo presente en mis facciones, todavía teniendo la cara húmeda por las lágrimas saladas.

- Gamsahabnida. (Gracias) –Susurré en coreano, no hacía falta entender demasiado en idiomas para saber lo que le había dicho.-

Únicamente dije esa palabra porque sabía a ciencia cierta que no se necesitaban más después de todo lo dicho. Sentí su lengua cálida recorrerme las mejillas, apartando todo rastro de llanto, e internamente, pensaba que sería bastante más agradable sentirla sobre mis labios… Nunca había dado un beso a nadie, tampoco esos gestos que ahora compartía a su lado. Pero era un joven curioso, al fin y al cabo. Me quedé maravillado por su canto, era una especie de canto de cuna, logró emocionarme, y hacerme cerrar los ojos poco a poco. Antes de que el sueño me invadiera, decidí acomodarme a mi manera. Me puse al lado de Tsubo, de costado, y coloqué mi brazo encima de su cadera, rodeándola y teniendo mi cabeza recostada en su pecho. El calor de otro cuerpo era tan agradable, que bostecé, contento por las caricias que me brindaba.

- Duerme bien… -Fue lo único que me escapó de mi boca antes de que volviera a caer en el mundo de Morfeo-


Notas de la user.:

Siento haber respondido tan 'tarde', resultó que después de comer me cortaron internet y el teléfono, no pude hacer nada hasta ahora, que lo volví a recuperar. :3 En fin, para que se pueda continuar el rol, te aconsejaría que comenzaras con Tsubo como si ya fuera de día, así todo mucho mejor. ¿Te parece? ~

avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Nightmares. {Tsubo}

Mensaje por Invitado el Dom Ago 26, 2012 10:43 pm

Sonre de medio lado entre sueño cuando senti tu calido brazo rodear mi cintura como tambien su cabeza apoyada en mi firme pecho siendo mi corazon el que cantaba con el menor en mi pecho, suspiraba entre sueños rocordando aquello bueno pero poco de lo bueno que me habia pasado en la vida y al tener al pequeño como sustento de la realidad impedia que las pesadillas producto de mi insomnio cronico me asaltaran y me despertaran de ese pasicifico sueño en el que estaba inmerso e inconcientemente atraje mas al menor en mi pecho y acariciaba su cabello un poco mas.

Para cuando abri los ojos calcule que era el medio dia y me refregue un poco los ojos bostezo un poco y sonrio de ladoal ver el pequeño gilch en mi pecho y con cuidado le quite de mi pecho y su firme abrazo para depositar un suave beso en su frente y sonreir - mas que serpiente pareces un lindo gatito que le gusta que le hagan mimos jeje me esperas voy a darme una ducha rapida - digo susurrando al oido y dar una mordida juguetona para irme hasta el baño y meterme a duchar dejando mi ropa acomodada en el cubiculo del inodoro tarareando una cancion sin darme vuenta que de habia dejado la puerte entre abierta y una mirada curiosas me observava esde la puerta y dado que la cortina de baño era transparente se podia apresiar todo mi cuerpo con lujo detalle.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Nightmares. {Tsubo}

Mensaje por Invitado el Lun Ago 27, 2012 1:02 am

Me desperté lentamente, sin tener ganas en realidad, era porque el sueño se me iba poco a poco, y con lo a gusto que estaba ahí… Con suerte, no me había invadido ninguna pesadilla, por lo tanto había dormido tranquilo y me había desvelado con tranquilidad. Gracias a ese peluche… Espera. ¿Qué peluche? Creo que nunca he tenido uno, a no ser que una almohada cuenta. Parpadeé un par de veces, intentando situarme. Ayer, había pasado la madrugada con un profesor, llamado Tsubo, y este resultaba ser tan huérfano como yo, y con un pasado más amargo que el mío. Nos habíamos apoyado mutuamente, él me llevó hasta mi habitación, y a partir de ahí… Creo que me quedé dormido. Al sentir como el cuerpo debajo de mí se movía apartándome con toda la suavidad que pudo, reprimí el sonido que amenazaba con escapárseme de la boca del disgusto. Se estaba tan cómodo que no quería moverme. Ni siquiera me digné a abrir los ojos, sabía quién era perfectamente y recordaba bastante bien sus rasgos físicos como sus orbes de color carmesí. Revolviéndome ligeramente en el sitio, ahora despejado para mí, sentí su beso en la frente, típico de una persona sobre protectora con la otra. Las palabras que vinieron a continuación, fueron las que me obligaron a descubrir mis ojos verdes, al máximo. ¿Me había comparado ahora con un gato? Iba a replicar, decirle que no me asemejaba nada a ese animal por mucho que lo imitase en bastantes momentos, que era un niño de 15 años que b… No sé si habré dicho esto anteriormente, pero mi punto débil –lo acabo de descubrir- creo que es mi oído y la zona que se encuentra debajo. De mis labios se escapó un leve gemido por ello, y era el primero que había soltado en mi vida. El tacto me provocó gusto, o como se llame, por eso creo que lo solté… Me sentí extraño después de hacerlo. ¿Qué me había hecho el profesor? Antes de poner un pie en el suelo, aparté toda la confusión que se cernía sobre mí ser incontrolablemente, al vivir una experiencia nueva. Todo lo que era contacto, caricias, besos… Era un completo y auténtico novato. Sinceramente.

Solté un suspiro frotándome la zona antes tocada, repetidas veces, y me incorporé de la cama andando hasta la ducha. Ojalá hubiera salido ya… Pensaba internamente, al llegar a la parte de la habitación dónde se encontraba el baño. Asomé mi cabeza por el marco de la puerta, que estaba abierta, y el vapor se escapaba con facilidad por ello. Abrí los ojos al fijarme que la cortina era completamente transparente, y dejaba ver a la persona de atrás con un poco de emborronamiento. Un sonrojo violento invadió mis mejillas, apartándome del sitio con la respiración más agitada de lo normal, no podía espiar a la gente mientras se duchaba, necesitaban su intimidad y no era quién para acosarlos… Además de que no tenía ninguna vena pervertida que alimentar, ya que no existía en mi interior. Era más bien… Inocente, la gente me lo decía, y muchos se habían aprovechado de ello sin que me enterase.

Agité mi cabeza de un lado a otro, encontrándome bien atento de cuando el sonido de la ducha acabara, para poder darle los buenos días, supongo, y disculparme por sin querer haber visto algo que no debía. Estaba en mi comportamiento ser de esa forma, no lo podía evitar. Cogí y solté aire, lo necesitaba debido a lo que acababa –casi- de ver momentos antes. Dejé que la sudadera de Mo resbalara por mis hombros y cayera al suelo, después me encargaría de recoger mi habitación, que estaba hecha un desastre. Miré mi cuerpo semi-desnudo, gracias al cielo llevaba ropa interior. Como era un día en el que no había clase, pero debías estar por el colegio, decidí que tendría que ponerme algo formal. Tenía la extraña sensación de sentirme observado, aunque la ignoré completamente, mientras me ponía la camisa blanca encima, desabotonada. Llegaba parcialmente un poco por debajo de los bóxers, que no me había atrevido a cambiar porque los tenía limpios. Mientras me abotonaba la camisa, con el cabello todavía despeinado –y que tendría que cepillar- Tsubo salió del baño. ¡Precisamente ahora! Abrí más los ojos, sorprendido y abochornado, el sonrojo que tenía antes, imposible de que se me fuera del rostro. Me quedé estático, dejando la camisa a mitad abrochar.

- S-siento mucho haber mirado en el baño… Lo hice sin querer, creía que ya habías terminado… -Comencé disculpándome, nerviosamente como solía comportarme en momentos como aquellos- Ah y… B…buenos días. –Le dije con una sonrisa algo nerviosa en mis facciones, frotándome la nuca con una mano repetidas veces.-

avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Nightmares. {Tsubo}

Mensaje por Invitado el Vie Ago 31, 2012 2:13 pm

Sonrei mientras comenzaba a ducharme aquel gemido bajo del menor me habia causado un leve cosquilar en mi zona baja que aumento al sentir la mirada del inocente menor e mi espalda y eso fue como un latigazo de placer porque no era raro de que me exitara de esa manera tenia venti y largos años pero mi secreto mas bochornoso que ni mi primer beso habia dado ni tampoco habia tenido contacto intimo con nadie sacando el hecho de mi casi violacion y a mi cero pudor ante las personas , baje mi mirada y la ereccion estaba ha latente y algo dolorosa y suspire dado que debia hacerme un trabajo manual cuando llegase a mi habitacion por lo que cerre la ducha y puse una mini toalla en mi cintura como tambien otra en mis hombros y salir del baño.

La escena del menor vistiendose izo que mi ereccion siguiera como estaba antes ademas de que note que el menor no se habia cambiado la ropa interior que tenia de la noche anterior y me le quede obersando tras suspirar y verle poner su camisa a medio abotonar y voltearse a verme , y solo me dedique una media sonrisa mientras el agua que aun tenia en mi cabello se escurria por mi pecho y terminaba en el bello pubico platinado que se podia apenas apreciar tras la toalla - ohaio nekito jejeje no te preocupes no me molesta que me hallas visto desnudo - dije sonriendo para acercarmele y apresarlo contra la pared con uno de mis brazos y con el otro abotonaba lo que le quedeba de su camisa no sin antes pasar mi mano por la piel de tu pecho y sonrei por tu sonrojo - yo que tu nekito no veria abajo o te llevaras una gran sorpresa - te susurre al oido tras daler una larga lamida y terminaba en tu cuello y me separe con una sonrisa de travesura mientras secaba mi cuerpo e intentaba bajar mi dura ereccion pensando en algo que no fuera tomar al menor y hacerlo gemir de gusto, me di un ape mental por aquel pensamiento obsceno de mi pequeño alumno y me quede alanilizando mi cuerpo y sonrei un poco estaba bastante en formasacando de lado de las cicatrices que se notaba y ni que decir de su prte baja era dotado con respecto a sus congeneres italianos pero era algo que no me daba el lujo de lucir ante nadie por la verguenza de ser aun virgen di un resoplido secando todo mi cuerpo y me puse la ropa que tenia la noche anterior tras recostarme en la cama del menor a meditar y palmee la cama llamando al pequeño sin dobles intensiones.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Nightmares. {Tsubo}

Mensaje por Invitado el Vie Ago 31, 2012 10:36 pm

Apenas podía moverme, los nervios me recorrían y me habían dejado paralizado en el sitio, por culpa de la vergüenza. Me había visto pocas veces en estas situaciones, y sinceramente, las podía contar con los dedos de una mano. Recuerdo, que una vez que estábamos en el orfanato, estaba en mi cuarto cambiándome el uniforme por uno de dormir, ya que era la hora indicada. Entonces, de repente, Mo entró por la puerta, quedándose con las palabras en la boca, porque me encontraba de la siguiente forma: Sin nada de ropa, y con la ropa interior a medio bajar. La situación fue humillante, lo admito, para los dos lo fue. Yo corriendo le cerré la puerta como acción instintiva, y para cuando dejé pasar a mi amigo de piel morena, pude observar un bulto entre sus piernas que no me quiso explicar qué era. Con el tiempo, me confesó que eso era un ‘problema’ que tenían los chicos si se ‘excitaban’. A mí nunca me ha pasado, jamás he tenido un sueño húmedo en mi vida, únicamente pesadillas. Y esta, era una situación bastante parecida. Lo recorrí con la mirada de manera sutil, iba con una toalla corta, que se hacía mucho más corta todavía debido al problema que tenía el de cabellos platinados. El agua resbalaba hasta quedarse en el borde de la tela, y yo, sin querer sonrojarme de nuevo, tuve que elevar la mira hacia sus ojos rojizos. Era una buena forma de eliminar la tensión del ambiente, porque a ninguno de los dos le gustaba verse así. Ahem, aunque creo que a Tsubo le importaba bien poco que lo viera de esa forma, si te doy mi palabra…

Y como decía anteriormente, no le daba importancia, ya me lo acababa de decir el profesor en esos mismos momentos. Mis labios hicieron un amago de sonrisa más tranquila, que no se terminó de esbozarse debido al gesto que hizo el mayor a continuación. Con rapidez, me apresó en contra de la pared, y una mano suya se encargaba de abotonarme la camisa. ¿Para hacer eso tenía que pegarme contra la dura superficie? Si no h… Calla, que con la otra me recorrió el pecho antes de cerrar la prenda. Eso logró provocarme un leve escalofrío, tenía las manos frías y húmedas por haber salido recientemente de la ducha. Su última frase no me sorprendió en lo más mínimo. Reconozco que era inocente, pero sabía cosas básicas y una erección la acababa de ver entre sus piernas. ¿Lograba provocar eso en los hombres, con simplemente verme en ropa interior? Wohoo, no sabía si alegrarme o avergonzarme más. Y en este caso, su lengua hizo un recorrido mojado desde mi oreja a mi cuello, haciendo que de nuevo soltara un gemido bajo, y debido a la posición, en su oído.

"Hay que ver, espero que deje de jugar conmigo de esta forma..."

Pensé. Palmeé mis mejillas cuando se separó, intentando hacer disminuir la sangre que se me había acumulado en ellas, era el segundo sonido obsceno que soltaba en el día, no me imaginaba si me pasaba todo el día al lado de este profesor… Aparté esos pensamientos de mi mente con facilidad, y mientras Tsubo se cambiaba delante de mí sin pudor, yo decidí que tenía que terminar de ponerme la ropa ‘formal’. Urgh, prometo que odio arreglarme. A paso rápido abrí de nuevo mi armario, sacando el resto del conjunto. Teniendo ya la camisa blanca abotonada, me puse encima una especie de chaleco sin botones y con una abertura en pico, de color marrón claro, hecho de una tela algo gruesa. De manera extraña, no me daba calor, resultaba ser ligero puesto en mi cuerpo. Después, vinieron los pantalones, de una tonalidad marrón mucho más oscura y ajustada, cómoda igualmente. Tras eso me volví y me lo vi tumbado en mi cama, que con suerte todavía no había hecho. Con una sonrisa feliz –como si no hubiera pasado nada- me acerqué a su lado, sin verle segundas intenciones, y me recosté a la cama, de lateral, posando uno de mis brazos por su cintura, sintiéndome a gusto de nuevo, quitando todo lo sucedido anteriormente, y que por un segundo vistazo que le eché, el de cabellos platinados todavía continuaba con el ‘problema’ en sus pantalones. Ojalá se hiciera el trabajo manual él, y no tuviera que hacerlo yo… Pensaba con cierto nerviosismo, que al instante se me pasó.

- Tsubo-sempai, ¿quieres hacer planes para hoy conmigo, o prefieres irte a tu habitación solo? –Pregunté, haciendo una pequeña pausa- Si es en el último caso, lo entenderé… -Curvé un poco mis labios en un pequeño puchero, la idea de encontrarme solo de nuevo no me gustaba lo más mínimo-

avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Nightmares. {Tsubo}

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.